Cuando Wanchope Ábila y Toto Salvio no pudieron continuar en cancha, más de uno se agarró la cabeza. Es que, por más que uno haya sido suplente de Benedetto mientras estuvo en el club, y el otro haya llegado recientemente en este mercado de pases, se habían transformado en fundamentales. Y Boca lo sufrió en el último encuentro ante River en el Monumental: casi no generó situaciones de gol, y prácticamente no hubo puntos altos. Por eso, Alfaro los necesita a pleno, al igual que a Mauro Zárate.

Tal parece que el cuerpo técnico Xeneize tendrá buenas noticias para los duelos ante su clásico rival en octubre, en las semifinales de la Copa Libertadores. Más allá de su estado delicado, los tres jugadores podrían estar disponibles y formar parte del plantel. Hoy, el delantero cordobés volvió a trotar y a realizar trabajos de campo, pero aún no está confirmado que pueda ser convocado. El reloj lo acompaña: intentará acelerar su vuelta y, como falta un mes para el partido de ida, puede pasar cualquier cosa.

Mauro Zárate, que había sufrido un desgarro en el sóleo de la pierna derecha, se lesionó una semana antes que sus otros compañeros. Aquello le permitió ponerse más rápidamente los botines y, a pesar de no realizar fútbol en los entrenamientos, su recuperación es la más avanzada. Salvio, con una lesión en su isquiotibial izquierdo, sabe que su dolencia no reviste de suma gravedad; hasta podría volver a jugar antes del Superclásico de Copa. En estos días tan polémicos en el mundo Boca, resurgen las buenas noticias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí