Club Atlético Boca Juniors

¿Battaglia lo relegó? La joya de Boca que pasó de ser clave a estar casi borrado

De cara a los próximos partidos de Boca, Sebastián Battaglia sorprendió al haber dejado afuera a una joya del club, que en su momento era clave en el equipo.
domingo, 27 de marzo de 2022 · 18:28

En Boca ya se preparan para los próximos partidos de la Copa de la Liga y el inicio de la doble competencia con la fase de grupos de la Libertadores. Por eso, Sebastián Battaglia ya diagrama lo que sería el equipo para pelear por todo.

Battaglia es consciente que necesitará el plantel más amplio posible para la seguidilla de partidos que se viene. Por eso, ya empieza a ver posibles alternativas para cuando necesite administrar las cargas de un plantel que busca mejorar en el juego para competir a nivel continental.

En ese contexto, a más de uno le sorprendió la decisión que tomó el DT. Es que en los últimos compromisos y entrenamientos habría cambiado algunas piezas en el once de Boca, y el cambio más notorio se vio en el lateral derecho, donde Marcelo Weigandt parece ya no ser prioridad.

Es que Weigandt, que viene de recuperarse de una lesión en el hombro, perdió mucho terreno y, pese a haber regresado a las convocatorias, ahora Luis Advíncula parece haberse adueñado del puesto de titular. Mientras tanto, Nicolás Figal sería el elegido por Sebastián Battaglia para ser el suplente. ¿Será que el Chelo se queda sin lugar en Boca?

 

DE FIGURA A RELEGADO POR SEBASTIÁN BATTAGLIA: MARCELO WEIGANDT YA ESTUVO CERCA DE IRSE DE BOCA

 

Sebastián Battaglia sorprendió a más de uno al dejar afuera a Marcelo Weigandt, quien era una de las figuras de Boca previo a su lesión en el hombro. Ahora, Luis Advíncula es el lateral derecho titular y Nicolás Figal el suplente.

Lo cierto es que el Weigandt ya estuvo cerca de irse hace poco del Xeneize, cuando se supo que Gimnasia de La Plata buscó repatriarlo. ¿Qué pasará ahora con la joya azul y oro?

Marcelo Weigandt pasó de ser una de las piezas claves de Boca a ser casi borrado por Sebastián Battaglia