Club Atlético Boca Juniors

Lo que nadie vio: El gesto de Tello que vuelve loco a los hinchas de Boca en la última jugada ante River

Facundo Tello, el árbitro del Superclásico, no pudo evitar quedar registrado en una de las jugadas y tuvo un gesto que generó polémica. Mirá lo que pasó.
lunes, 15 de marzo de 2021 · 15:59

El pasado domingo se vivió una nueva edición del Superclásico del fútbol argentino y siguen las repercusiones con un partido que, si bien no fue el mejor jugado, fue muy vibrante con polémicas y jugadas insólitas. Una de ellas fue en favor de River que sobre el final tuvo la victoria, pero la pelota hubo una situación difícil de explicar con la lógica. Estamos hablando claramente del casi blopper entre Izquierdoz y Andrada donde el defensor cabecea para su arco, el arquero falla en el cálculo y la pelota se le metía, pero de manera increíble salió. 

Seguramente a todos aquellos que estaban viendo el partido, incluso a los neutrales, se les escapó el famoso "uhhh" porque fue una situación clarísima, a minutos del final, donde el Millo pudo llevarse la victoria. En la cancha, las cámaras se quedaron con Juan Román Riquelme que, desde el palco, vio la jugada y se llevó las manos a la cara sin poder creer lo que había sucedido, pero hubo una reacción que no se apreció en su momento y hoy se hizo viral.  

Es que Facundo Tello, que estaba siguiendo la jugada desde atrás, fuera del área, también tuvo un gesto instintivo ante semejante situación. Cuando Andrada se pasa en el manotazo, el árbitro del encuentro se sorprendió y ¡se llevó las manos a la cabeza! Por supuesto, en las redes donde nada escapa a la polémica, se comenzó a hablar de la situación y de que el referí podría ser hincha de Boca, aunque es una conjetura en un lugar donde las conspiraciones están a la orden del día. 

Más allá de este gesto que tuvieron casi todos los espectadores por lo insólito de la situación el árbitro tuvo un desempeño aceptable y se podría decir que impartió justicia. Sin embargo, siempre habrá polémicas, como las dos expulsiones que pueden llegar a ser discutibles, pero a grandes rasgos no tuvo inconvenientes y el partido nunca se le fue de las manos. Desde el juego, empate fue justo.

Se jugó un nuevo Superclásico entre Boca y River y Facundo Tello, árbitro del encuentro, fue capturado agarrándose la cabeza cuando el Millonario erró un gol en la última jugada

 

FACUNDO TELLO, EL ÁRBTRO DEL BOCA - RIVER

 

 

El joven árbitro de 38 fue el encargado de impartir justicia en uno de los partidos más picantes del fútbol argentino. El oriundo de Bahía Blanca es uno de los mejores en la actualidad de nuestro país y por eso fue premiado con este duelo tan importante. El del pasado domingo fue su primer Superclásico oficial, aunque dirigió un amistoso en el 2018 que terminó en victoria por 1-0 de River con gol de Rafael Santos Borré.

Sin embargo, dirigió a ambos por separado. Dirigiendo al Xeneize contaba con 17 partidos, con un saldo de 13 victorias, tres empates y una derrota. Por su parte, siendo el árbitro principal con River fueron pocas, casi la mitad en comparación, con nueve encuentros con un récord de cinco victorias, un empate y tres derrotas para los de Gallardo. Más allá de las estadísticas, tuvo un desempeño bastante aceptable y ninguno de los dos, salvo excepciones de los hinchas, se quejó. Aprobado.

Se jugó un nuevo Superclásico entre Boca y River y Facundo Tello, árbitro del encuentro, fue capturado agarrándose la cabeza cuando el Millonario erró un gol en la última jugada

 

LAS POLEMICAS DEL BOCA - RIVER

 

Por la intensidad que se vive en el fútbol argentino es casi imposible dirigir un clásico de esta magnitud y no quedar en el ojo de la tormenta. Sin embargo, Facundo Tello se las ingenió para pasar desapercibido y darle prioridad al juego y los futbolistas que son los verdaderos protagonistas. Al mismo tiempo, hubo algunas polémicas que se podrían analizar. 

Una de las jugadas determinantes fue el penal de Paulo Díaz a Nicolás Capaldo, donde nadie tiene dudas: Fue penal. Se puede discutir si lo buscó el jugador de Boca o no, pero la realidad es que el defensor se lo lleva puesto y le comete infracción. Luego, del otro lado hubo una similar donde Licha López lo cruzó a Carrascal y desde el Millo reclamaron, aunque no con tanta vehemencia. Con la repetición se podría decir que el árbitro sancionó de manera acertada. En las expulsiones estuvo el tema. La primera amarilla de Zambrano es incuestionable, al igual que la de Casco. Sin embargo, en las segundas quedan dudas ya que Suarez busca el brazo del defensor de Boca y en la expulsión del lateral del equipo de Gallardo, podría ser catalogada como una jugada normal de roce de juego. 

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia