Boca

“Claro que me hubiese gustado jugar en Boca”

Si bien nunca estuvo en la órbita del Xeneize, Miguel Ángel Russo confesó que le hubiera gustado vestir la camiseta azul y oro.
viernes, 31 de julio de 2020 · 11:06

Todos conocemos la historia de Miguel Ángel Russo como entrenador de Boca. Sin ir más lejos, la coronación en la Copa Libertadores 2007 habla por si sola de la relación entre ambas partes. Pero, ¿qué hubiera pasado si también hubiese tenido un paso como jugador por el club?

Como futbolista, Miguel se retiró hace 32 años, tras una carrera de 13 temporadas, en las que solo vistió una camiseta: La de Estudiantes. Pocos pueden decir lo mismo, solo hombres de calidad como Bochini en Independiente, o Mostaza Merlo en River.

A los 31 años, se retiró tras no seguir en Estudiantes y por una lesión en la rodilla. Además, tras un intento de pasar por una experiencia en la segunda de Italia, Russo recordó: “Iba en tren de Génova a Barcelona, paré, llamé a mi mujer y le dije: ‘Dejo el fútbol’. Pero me quedo en Europa viendo cosas, porque quiero ser técnico...”

“Claro que me hubiese gustado jugar en Boca”, dijo quien hoy es el DT azul y oro, cuyo estilo de juego parecía acorde a la historia de la institución de La Ribera. Garra, compromiso en la marca, inteligencia a la hora de marcar la cancha. Esas eran algunas de sus características, muy relacionadas habitualmente a la historia Xeneize.

Russo confesó que le hubiera encantado vestir los colores de Boca como jugador

Lejos de sentir arrepentimiento, Russo aclara que “en aquel momento no había tantas ventas”, por lo que era complicado aspirar a diversos cambios de equipo, confesando lo que habría sido su sueño como volante central: Vestirse de azul y oro. Algunos casos de jugadores que pasaron de La Plata a La Ribera fueron José Luis Brown, Marcelo Trobbiani, Rubén Horacio Galletti y Pelusa Cardoso.

“Hay varios jugadores que pasaron de Estudiantes a Boca, hay una simbiosis. Y hasta hubiera sido lindo con Bilardo como técnico, pero yo ya había dejado de jugar”, menciona  el entrenador, quien debutó de la mano del propio Doctor, en 1975. Pese a su deseo, él ya se había retirado cuando Carlos Salvador pasó a Boca, en 1996.

Justamente, recordando al Narigón en la entrevista que le dio a la revista digital de Boca, el hoy por hoy DT campeón del fútbol argentino lo llenó de elogios: “Me dejó más enseñanzas en la vida que como deportista. Fue uno de mis mentores, junto con la escuela de Estudiantes. Apostó por mí como jugador. Me incentivó a que yo entienda muy rápido el juego, que lo vea dentro de la cancha y me desarrolle”.

Russo confesó que le hubiera encantado vestir los colores de Boca como jugador

A diferencia del futbolista aguerrido que supo ser, llegando a llevar la cinta de capitán del equipo platense, hoy Miguel opta por otro estilo de jugadores. En 2007 fue Éver Banega. Ahora, en 2020, el 5 de su equipo es el colombiano Jorman Campuzano. Por último, recordando el aquel equipo bicampeón 82/83, comentó a modo de broma: “Todos están equivocados: el que jugaba era yo y ellos eran los que pegaban patadas”.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia