Boca

"El hincha de Boca siempre me agradece"

Breyner Bonilla tuvo un paso fugaz, pero recordado por Boca y así se lo hacen saber los fanáticos. El colombiano recordó el partido ante River, la victoria, el episodio ante Colón y la lesión que lo marginó.
viernes, 12 de junio de 2020 · 12:20

Cuando el Patrón Bermúdez lo recomendó, automáticamente se generó una gran expectativa. Un defensor colombiano, fuerte, alto, bastante técnico y con futuro. Breyner Bonilla había pasado por varios clubes de su país, teniendo pasos destacados y brillando en el Bucaramanga, dónde jugó antes de llegar a Boca.

"En Bucaramanga había hecho buenas actuaciones, primero en la A y después en la B, dónde marque 11 goles creo. Debido a esa actuación Jorge me recomendó con el profe Bianchi. Yo pertenecía al Atlético FC en ese momento entonces mi representante habla con el director deportivo del club para que me dejara salir", recordó Breyner en charla con La Nota con Roma. 

Teniendo en cuenta sus buenos rendimientos, muchos clubes se interesaron en el defensor antes que Boca y el destino de Bonilla iba a estar lejos de Argentina: "Mi primera opción era ir a probarme a un equipo de Alemania, creo que era el Stuttgart, pero terminan decidiendo llevarme a Argentina a una prueba. También estaba la posibilidad de ir al Red Bull que estaba el profe Osorio y me venía haciendo un seguimiento".

En su arribo a Boca, el colombiano empezó en la Reserva con Alves como entrenador y mostró sus aptitudes. Eso hizo que pegue el salto a la Primera, nada más y nada menos que ante River: "Es algo que uno siempre quiere, uno siempre quiere ser parte del plantel principal, además de estar con esas grandes figuras que estaban en ese momento en Boca. Algo majestuoso para mí", aseguró.

Sobre su debut ante el Millonario, Breyner recuerda que fue algo inesperado aunque salió de la mejor manera posible: "Se dio de una manera inexplicable. Yo no era titular, jugaban Ibarra, Muñoz, Luiz Alberto y Morel. Debido a una lluvia se aplazó el partido, yo iba de suplente. Luego, en las prácticas Ibarra se termina lesionando y entonces, ya había subido el profesor Alves, él decide ponerme y correr a Muñoz de lateral, que ya había jugado en esa posición". El partido donde el colombiano hizo su presentación fue el recordado 2-0 del 2010 en la Bombonera. 

Recordando aquel encuentro, el cafetero volvió a sentir un poco esa sensación de saltar a la cancha: "Es algo muy bonito, por el marco, por la gente, por el espectáculo que se vive fuera de la cancha. Y creo que en la cancha también se vio un buen espectáculo por los goles de Medel, la inteligencia de Román. La fiesta que se vive es impresionante. Un Superclásico en La Bombonera es una fiesta total".

 Breyner Bonilla Boca colombiano

Al mismo tiempo, se deshizo en elogios para Riquelme y aseguró que lo sorprendió pese a haberlo visto por televisión: "Es una alegría para cualquier jugador haber compartido con él. Es innegable la calidad y la clase que mostró en cada momento. Me impresionó superclásicos porque cuando tuve la capacidad de verlo por televisión cuando jugaron la Intercontinental contra el Madrid y en algunos superclásicos, me parecía que era más lento. Pero cuando lo tenes como compañero, lo enfrentas en los entrenamientos y ves la velocidad mental que tiene, la capacidad de defender la pelota, para mí fue impresionante. En su traslado tampoco era tan lento, tiene una zancada que brinca mucho y nunca pierde la pelota, entonces yo creo que era veloz mentalmente, pero también físicamente aunque no lo pareciera". 

Además contó una anécdota en una entrenamiento que los tuvo como protagonistas: "En las prácticas uno trataba de no tocarlo mucho, aunque algunas veces lo pise y pararon la práctica. Ya estaba el Coco Basile. Sabíamos que era un jugador diferente y había que protegerlo".

Pero no todo fue color de rosa para el colombiano en el Xeneize. En ese torneo tuvo el partido por el que más se lo recuerda de su paso por el fútbol argentino y fue ante Colón, con aquella durísima falta ante Bertoglio que desencadenó una pelea y el posterior insulto racista del Bichi Fuertes para con él. 

"La verdad no le doy mucha importancia. Fue un momento de un partido normal, se exageró por la situación que se vivió. Sentí un poco de bronca, de rabia, de impotencia en el momento por lo que se vivió, pasaron muchas cosas por mi cabeza y no fueron buenas. Al mirar esa patada a mí me da igual, no le doy tanta importancia como en ese momento. Del partido salí tranquilo, pero después por la situación que se generó me molestaba más, por lo que se decía, dijeron que yo lo había amenazado a Bertoglio y yo nunca le hice nada, era más eso, la impotencia y la rabia por lo que se decía", recordó Breyner a lo lejos en el tiempo. 

Muchos creen que su salida de Boca se dio por ese encuentro, incluso se creó un mito alrededor de esa pelea con Esteban Fuertes y que el insulto racista hizo que tomara la decisión de irse. Sin embargo, una dura lesión lo marginó y complicó su estadía en el equipo: "Mi ilusión era seguir haciendo las cosas bien, además a los colombianos les ha ido bien en Boca, ese era mi objetivo principal, consolidarme, hacer una buena actuación. Pero tuve mala suerte por mi lesión, que nunca me había lesionado así. Me tuvieron que operar, se me infecta y se me alargó mucho la lesión. Contra River en el verano, el partido que empatamos 1-1 yo jugué con el tobillo mal y la herida abierta, eso hizo que pierda confianza y no pueda entregar el máximo sabiendo que no estaba bien para jugar".

Pese a que su paso fue corto tuvo mucha emoción. Por eso, los hinchas lo recuerdan con cariño y se lo hacen sentir cada vez que lo ven: "Es un momento de alegría. Para el hincha de Boca ganarle a River es casi como un torneo, es como celebrar un título. Es algo que el hincha de Boca siempre recuerda y agradece. Incluso ahora cuando me cruzo a alguno me da gracias por ese partido y por regalarle esa victoria ante River", asegura el experimentado jugador de Cúcuta.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia