Club Atlético Boca Juniors

Por algo Riquelme insistió por él: La nueva figura de Boca que no para de brillar

En la noche de Brasil, Boca se viene con la alegría de triunfar de visitante pero también con la certeza de que la figura que fue a buscar Román la está rompiendo en cancha.
jueves, 3 de diciembre de 2020 · 00:20

El Boca de Miguel Ángel Russo se trae de Brasil una victoria más que vital para encarrillar la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Si bien es importante no haber recibido goles y encima marcar de visitante, hay un extra que deja tranquilo tanto el hincha como el propio técnico: el Xeneize ha encontrado la manija. 

En un sentido literal, las manijas se usan para abrir y cerrar puertas, que introducen o sacan a uno de distintos ambientes. En este caso, el conjunto que ha ganado el duelo por 1 a 0 frente a Inter sabe que tiene una manija que guía el camino para llegar al gol. El jugador que ha logrado esto es nada más y nada menos que Edwin Cardona


El colombiano no participó directamente del tanto en la noche de Porto Alegre (Toto Salvio asistió y Carlos Tevez terminó convirtiendo). Sin embargo, es el puntapié inicial de los goles de Boca en el sentido de que sus transiciones y el manejo de los tiempos del equipo en ataque son fundamentales para hacerlo funcionar. En la noche de Brasil debió acomodarse más en la mitad de la cancha que recostado por la izquierda, y cumplió las expectativas de ser un enlace efectivo. 

Bien se sabe del colombiano que su buen pie, su pegada de afuera y sus pases punzantes lo caracterizan. Esta faceta ya la ha conocido el propio conjunto azul y oro en su primer etapa como jugador del club. También le agrega ahora el plus de que sea él quien decide para donde va ir el juego del equipo de Russo. Trazando un paralelismo con un jefe, Cardona guía las acciones a realizar y sus compañeros se acoplan convencidos a su manejo. 

Cardona volvió a ser titular y figura de Boca en la victoria ante el Inter de Porto Alegre por la Copa Libertadores

Con pausa y buena técnica en el trato de la pelota, cada vez más quien usa la número 30 en Copa Libertadores (y la número 8 en el torneo local) consigue ser claro para la faceta ofensiva del equipo de Miguel. Además, desde su posición hace sentir cómodos a los demás atacantes, porque no se superpone a tareas que otros puedan realizar. Esto es importante para que el técnico mantenga un orden dentro de la cancha para con sus dirigidos. 

Claro está, para que Cardona funcione como una pieza clave necesita estar rodeado de un equipo que lo ayude en su cometido. Hoy por hoy, parece ser un acierto que se meta entre los titulares partido tras partido. Riquelme lo quiso de vuelta, confió en lo que puede brindar. Y el cafetero viene pagando con creces.

 

Valorar noticia

50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia