Club Atlético Boca Juniors

¿Por eso no juega? Boca puede quedarse sin una pieza clave

Boca viene embalado en el campeonato local y en la Copa Libertadores, pero el entrenador está preocupado porque a fin de año podría perder a un jugador fundamental, cuyo contrato se vence.
lunes, 9 de noviembre de 2020 · 15:00

El Xeneize está atravesando un momento espectacular. No para de ganar, el equipo se florea, casi todos los jugadores están en un nivel fantástico y la mano del entrenador se ve en todos los aspectos. Llega embalado al cruce contra Inter de Porto Alegre por los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, hay algo que preocupa al cuerpo técnico, y es la posibilidad de perder a un titular a fin de año.

Pol Fernández, llegó a préstamo desde el Cruz Azul a principios de 2020, y se convirtió en una pieza fundamental del equipo de Miguel Ángel Russo, siendo titular en casi todos los partidos. Como su opción de compra era de 5 millones de dólares y Boca no estaba en condiciones de pagarla, la dirigencia hizo una negociación en la que entró Marcone, siendo cedido al Elche, y las circunstancias cambiaron.

Hoy la situación es así: Pol Fernández tiene contrato con el club hasta el 31 de diciembre. Pero tiene en su poder la posibilidad de firmar para extender su vínculo, hasta fin de 2021, y si llega a jugar cinco partidos en ese lapso, ya será jugador de Boca, mismo caso con Marcone en el Elche. Lo que hicieron fue un claro trueque entre jugadores.

Boca podría perder a Pol Fernández si no arregla una deuda y eso preocupa a Miguel Ángel Russo y compañía.

El problema es que Pol no firma esa extensión, por una deuda que existe con su padre, su representante, y aunque Boca no tiene nada que ver con la situación, estaría pagando las consecuencias del hecho. Si no llega a firmar ese contrato, el 31 de diciembre se va. Puede que esto tenga algo que ver con que en los últimos dos partidos Russo utilizó a Capaldo en ese lugar, y trajeron al Pulpo González. Se están preparando para la ida de Pol.

Fernández, de 29 años, está viviendo su segundo ciclo como jugador de Boca, luego de haber debutado en el club de la ribera en el año 2012. Tuvo paso breves por Rosario Central y Rafaela, para luego explotar en Godoy Cruz. Su rendimiento en Mendoza lo hizo pasar a Racing, para luego llegar a Cruz Azul, y tener la chance de volver a Boca, a principios de 2020. ¿Qué tendrá preparado el 2021 para el volante?

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia