Club Atlético Boca Juniors

Te llega al corazón: la dura historia de un goleador de Boca que terminó en un intercountry

A pesar de haber llegado a entrenador con el primer equipo, un ex goleador de Boca tuvo un giro impensado en su carrera que culminó rápidamente.
domingo, 11 de octubre de 2020 · 07:00

El fútbol argentino sin dudas es la cuna de los grandes futbolistas del mundo, donde muchos cracks se forman en las inferiores para alimentar a los equipos del país o directamente dar el salto al extranjero. Pero así como hay miles de protagonistas que llegan a cumplir su sueño de jugar en Primera, muchos otros no tienen la suerte y se quedan en el camino.

Hay miles de historias en los pasillos de cada institución, donde recuerda grandes jugadores que por algún motivo no pudieron llegar a lo más alto. Justamente este es el caso de Jonathan Chmea, que hizo Inferiores en Boca y en el momento de pasar a Primera su carrera se desmorono.

Quedando con el pase en su poder y ahora jugando en torneos intercountry con Hindú, pese a haber tenido chance de dar el salto a Europa como era la B de Portugal, el delantero apuntó: “Mi pasión y mi vida era Boca y nada más. Me fui de Boca y me retiré del fútbol”.

En esta misma línea y recordando lo que sí decidieron compañeros de categoría, recordó: “Tenía ofertas para irme a otros clubes, otra categoría, la B de Portugal en el Freamunde, yo qué sé, tenés que ser Messi para triunfar y que te compre el Porto. Es jodido ser futbolista profesional”.

La joya Jonathan Chmea pasó de ser el goleador de Boca a jugar en un intercountry

Sin poder haber debutado, Chmea recuerda aquellos días de entrenamiento con la Primera de Boca por lo que expresó: “Gonzalo Castellani es un jugadorazo, lo veías entrenando y parecía Riquelme, pero después en la cancha no se notaba, no lo podía demostrar. De todas maneras, en los entrenamientos siempre se juega más suave, nadie quiere romperse ahí”.

Como cualquier hincha, el ex atacante le quedó viva una anécdota con Carlos Bianchi, entrenador del Xeneize en la última etapa en el club, por lo que relató: “Cuando dirigía él un día entrené en la Bombonera. Jugué con el equipo de Reserva, rendí muy bien y pensaba que podía subir a Primera. Me reconoció al otro día y lo único que me preguntó es si tenía algo que ver con las camisas, casi me pongo a llorar”.

Habiendo formado parte del banco de suplente en el duelo frente a Gimnasia de La Plata en el Torneo Transición 2014 en La Bombonera, en diálogo con Doble Merito, Jony Chmea contó como vivía el día a día por lo que sentenció: “Durante los entrenamientos vendía termos y guantes. Era el comerciante del plantel”.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia