Ameal y la imagen de Juan Román Riquelme en Boca

Jorge Amor Ameal describió el trabajo que viene haciendo Juan Román Riquelme y como quedó su imagen en Boca, tras las elecciones.
viernes, 24 de enero de 2020 · 10:26
Luego de su paso por el club entre 2008 y el 2011, Jorge Amor Ameal volvió a tener el comando de Boca. Pero no es un regreso más, ya que está vez lo tiene a Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo y no como jugador.

¿Se reflota lo de Paolo Guerrero a Boca?

Justamente a más de un mes de su arribo al club de La Ribera, de cara a lo que viene el presidente sostuvo: "Veo bien al DT, al plantel, a nuestro vicepresidente (Riquelme). Los muchachos les están trasmitiendo algo que ellos ya lograron y si los chicos captan algo de eso vamos a estar muy bien. Estos partidos no son medida, pero hacía años que no ganábamos en una pretemporada. Veo otro entusiasmo". Estando lejos de los medios de comunicación, el sucesor de Daniel Angelici describió el trabajo del máximo ídolo, por lo que reveló: "Román está haciendo un trabajo de concientización en ese sentido. Y también habló con todos los jugadores del plantel superior, sin excepción. Y lo hizo en privado, lógicamente. El jugador nuestro tiene que volver a tener la confianza que tenían cuando se los trajo acá, porque Boca trajo jugadores que eran solución, pero después el tiempo hizo que perdieran ese plus". Más allá que el vicepresidente no tiene contacto con la prensa, Ameal señaló: "Yo lo veo y mucho. Estoy verde de tomar mate con Román. Está trabajando fuerte. Vamos a ser claros: cuando él era jugador, hablaba cuando perdíamos. Después, no hablaba mucho. Él ayudó en la campaña, pero está convencido de que de esto se sale trabajando".

Mascherano Messi fútbol argentino Mascherano habla sobre Messi y su posible vuelta a Argentina

Bebelo Reynoso MLS Vienen a la carga por Bebelo Reynoso

Por último, en diálogo con Diario Olé, el presidente de Boca se refirió a Riquelme como dirigente, por lo que sentenció: "Yo venía hablando con él desde junio. Porque esto había que llevarlo en el tiempo justo, porque la gente que estaba a cargo del club tenía poder de fuego y podía complicar las cosas. Entonces, en el momento justo y en el tiempo justo, no tuvieron posibilidades de nada. Y no pudieron destruir la imagen de Román con la gente. Si hubiesen tenido seis meses, no sé qué habrían hecho. Porque terminaron con una campaña muy sucia. Por eso no tenemos nada que hablar con ellos".