Daniele De Rossi ya se despidió de la Roma este último fin de semana y sigue buscando club para jugar a sus 35 años, pero cuando todo parecía indicar que su llegada a Boca empezaba a aclararse, apareció un duro competidor en el Viejo Continente, finalista de las últimas dos Champions League como el Liverpool porque su máxima figura, Mohamed Salah, expresó sus deseos de volverlo a tener de compañero.

El jugador egipcio aseguró que “sería hermoso volver a jugar con él” en Anfield cuando fue consultado por el futuro del italiano, compañero en su paso por la Roma, y agregó en diálogo con el sitio Gianlica Di Marzio: “Sería hermoso tenerlo aquí, pero no sé si es posible. Me complacería que volviéramos a compartir el campo de juego, es un jugador óptimo”.

De esta forma, el futbolista que jugará este sábado la final de la Champions League ante el Tottenham declaró sus ganas de tenerlo en el plantel nuevamente y se verá si los dirigentes hacen oídos sordos a este comentario para fichar al jugador que transita sus últimos años de carrera y recibió propuestas de diferentes equipos de la Liga de los Estados Unidos junto a diferentes clubes de Europa para continuar jugando al fútbol.
Sin embargo, el propio italiano tiene una predilección por la Argentina porque ya había manifestado en varias oportunidades que quería tener el gusto de jugar en Boca y el manager Nicolás Burdisso, encargado de las tratativas, sostuvo que se comunicaría con él en los próximos días para darle un corte definitivo a su llegada. ¿Será el primer refuerzo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí