Con la llegada de Gustavo Alfaro a Boca, tanto Marcelo Weigandt como Nicolás Capaldo se han adaptado con rapidez al equipo y partido tras partido se fueron ganado su lugar. Gracias a esto, el club los reconoció mejorando varios aspectos del contrato que tenían.

Mientras Boca se prepara para lo que se viene (el próximo jueves visitará a Lanús), también se ocupó de reforzar a dos de sus joyas, que extendieron sus vínculos con el club y se les aumentó la cláusula de rescisión.

Los juveniles ampliaron contrato por 5 años y con cláusulas muy altas: en el caso de Capaldo será de $17 millones, mientras que la de Weigandt es de $15 millones, siempre hablando en dólares.

Con la extensión del vínculo, Boca hizo un reconocimiento extra al esfuerzo de los jugadores surgidos del semillero y también se acordó la mejora de los salarios que cada uno posee.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí