Luego de haber fallado el penal que le hubiese dado la victoria a su equipo en su debut con el Olympique de Marsella, Darío Benedetto está atravesando un buen presente en Francia. Se ha ganado un lugar como centrodelantero titular, y ya se ha logrado estrenar en las redes. Tranquilo por este momento, el jugador recuerda el mal trago que vivió al principio.

“Cuando erré el penal me dije ‘maldición, estoy viendo lo mismo que sucedió en Boca’. Pero sabía que si pasara lo mismo, entonces todo estaría bien. En Boca, durante los tres primeros encuentros no metí un gol. Pero en el cuarto, contra Quilmes, metí tres goles”, comenzó el Pipa, quien tiene muy presente que en un principio era discutido en el Xeneize, pero luego se ganó un lugar en el corazón de los hinchas a fuerza de goles.

Para concluir sus declaraciones para el diario L’Equipe, el Pipa cuenta que se siente muy tranquilo y que pudo agarrar confianza en su primer desafío europeo: “En Marsella fue lo mismo. Me sentí mejor en el segundo partido, luego anoté en el tercero y nuevamente en el cuarto”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí