Desde que Sebastián Becaccece asumió como nuevo entrenador de Independiente, el Rojo no logra una estabilidad futbolística, por lo que el entrenador es el único apuntado de este pobre presente en el fútbol argentino.

“Era impensado este resultado. Tengo responsabilidad en no poder revertir estos resultados. Nos costó recuperar la pelota arriba. El primer tiempo no nos patearon al arco. Convertimos 2 goles pero no pudimos revertir los detalles para que el equipo no sufra. Falta la rigurosidad”, determinó Beccacece sobre el empate frente a Lanús.

Además, el entrenador en conferencia de prensa asumió que esto se debe a sus acciones: “El enojo de la gente es entendible y respetable porque no les gustó lo que vio. Y la responsabilidad es mia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí