El clima en Independiente no es para nada bueno. Cuando todo parecía que Becaccece iba a cambiar el timón del barco, lo único que hizo fue volver a desviarlo al abismo. El entrenador del Rojo lleva 10 partidos al mando y no solamente quedó eliminado de la Copa Sudamericana, si no que no logra encontrar el funcionamiento de un equipo hundido. Para sumar más asteriscos, inéditos episodios han ocurrido que lo único que hacen, es empeorar las cosas.

Luego del empate 2-2 ante Lanús, un Pablo Pérez envuelto en llamas, rompió una pizarra que formaba parte del vestuario local. La actitud del volante no cayó para nada bien en el cuerpo técnico, por lo que el DT decidió que no lo tendrá más en cuenta. Cabe recordar que el jugador del Xeneize era uno de los más queridos por la hinchada.

No solamente que se metió en un problema al dejar de lado a Pérez, si no que también actuó de la misma manera con Nicolás Domingo. Sin embargo, esta acción tiene razones futbolísticas que tienen que ver con la idea de juego que pretende Beccacece.

El ex técnico de Defensa y Justicia está en problemas. La hinchada repudia sus decisiones y ahora, dejará a dos futbolistas muy queridos por los aficionados. La cúpula dirigencial decidió darle su ultimátum. Si no gana por Copa Argentina, el ciclo de Beccacece en Independiente estará terminado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí