Ser el jugador con más títulos en la historia de un club le da a tu carrera un reconocimiento que pocos tendrán. Pero cuando ese club es uno de la grandeza de Boca Juniors seguramente haga que pases a estar escrito en las grandes páginas de la historia del fútbol. Sebastian Battaglia gritó campeón 17 veces con la camiseta Xeneize. Quizás su carrera podía haber dado para más, pero las lesiones le jugaron una mala pasada y optó por el retiro a una temprana edad. Hoy con 38 años y ya con su primera experiencia como entrenador en Almagro, Seba tiene otra perspectiva a la hora de hablar de la pelota.

En un diálogo mano a mano con el sitio oficial de la Copa Libertadores, el León fue consultado sobre las similitudes entre este River de Marcelo Gallardo y el Boca de Carlos Bianchi, del cual él fue parte y vivió épocas gloriosas: “Creo que son momentos de los clubes y de los equipos. No puedo comparar a Bianchi con Gallardo porque yo viví esa etapa y no estoy dentro de la que está viviendo River. En este caso River se ha ganado cierto respeto por lo que está haciendo y por todo lo que ganó”.

En referencia a la actualidad Xeneize, fue calmo al referirse a Gustavo Alfaro, a quien le valoró su trabajo pero avisó sobre las exigencias que deberá soportar del hincha: “Creo que Boca se está rearmando con jugadores y técnico nuevo. Está encontrando una manera de jugar, es una idea diferente a la que tenían los mellizos. Ojalá encuentre la senda ganadora y obviamente el objetivo sigue siendo ganar la Copa Libertadores”.

De todas formas, fue un tanto crítico por lo que observó en el último clásico por el torneo local, el cual cree que deberá cambiar un poco si quiere llevarse la próxima semifinal: “Boca debe ser inteligente. Son partidos, sabe que marcar un gol de visitante sirve y mucho. Viendo lo que fue el partido de la Superliga en el que Boca prácticamente resignó su chance de tener un gol no sé que idea tendrá en la cabeza. Boca no generó peligro. No sé que estará pensando para el partido de ida de la semifinal”.

“Boca debe ser inteligente. Son partidos, sabe que marcar un gol de visitante sirve y mucho”

En referencia a su situación actual y su relación con la dirigencia del club, el Seba no ocultó su malestar por las oportunidades que se le brindaron a los ídolos: “La realidad es que tuve un partido de despedida, pero en cuanto a alguna relación laboral no tuve participación o posibilidad de estar dentro de la institución. Siempre dije que estaba dispuesto a ayudar al club en lo que sea pero nunca se ha dado la oportunidad. Eso depende de quien esté al frente de la institución”.

Finalmente, cuando se le consultó sobre a quien idolatraba de chico, no dudó en poner en lo más alto a Diego Armando Maradona y le deseó lo mejor en su nuevo desafío. “Mi infancia la pasé con él en la cancha. Me pone contento y sabemos que a Diego le gusta estar dirigiendo y más en nuestro país. Que tenga esta chance genera mucha expectativa a Gimansia. Me pone contento que pueda trabajar”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí