Más allá que la temporada aún no terminó y apunta a quedarse con la Copa de la Superliga, en Boca ya piensan en el segundo semestre del año. Es por eso que Gustavo Alfaro ya trabaja con Nicolás Burdisso, Director Deportivo, para el mercado de pases de junio. A pesar que el entrenador sabe que para disputar la segunda parte de la Copa Libertadores es clave mantener la continuidad de algunos jugadores, ya tiene sus principales deseos.

A pesar de no pasar por su mejor presente, Cristian Pavón tiene chance de emigrar a mitad de año por lo que en La Ribera buscan reemplazarlo con Agustín Urzi. Pero no será nada sencillo comprarle a Banfield una de sus joyas que tiene contrato hasta el 2023 y posee una cláusula de salida de 20 millones de dólares.

Sabiendo que otros equipos se interesaron en él, en Boca ya empiezan a negociar con el Taladro para quedarse con el pibe de 19 años que está disputando el Mundial Sub 20. Una de las posibilidades que se le abrió es entregar a Agustín Rossi en forma de pago, ya que Hernán Crespo está interesado en él, y además poner una importante suma de dinero para convencer al elenco del Sur del Gran Buenos Aires.

Artículo anteriorMancuello: “Me hubiese gustado que me llamen de Independiente”
Artículo siguiente¡Te buscan de España!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí