Thiago Almada con 18 años es una de las grandes promesas que tienen las inferiores del Vélez dirigido por Gabriel Heinze, quien pidió expresamente que no sea vendido para continuar en el club como entrenador, y el jugador, que seguirá en Liniers, habló para Fox Sports sobre su dura infancia hasta llegar a este gran momento que atraviesa, el conflicto con Mauro Zárate y su ídolo de la infancia.

El volante del Fortín que no fue convocado por Fernando Batista, técnico de la Selección Argentina Sub-20, para el Mundial de la categoría destacó a quien tiene de referente en este deporte: “Mi ídolo es Riquelme”. A continuación, manifestó como conoció al máximo icono de Boca: “Yo tenía 8 años y me llevaron a comer un asado. Siempre me gustó su juego”.

Además, el jugador nacido en Fuerte Apache, mismo barrio donde surgió Carlos Tevez, aseguró que “jugaba por plata con gente más grande” en este barrio y eso lo formó como profesional por el roce físico que siempre existía en ese tipo de partidos. Ya extremadamente alejado de sus comienzos, el jugador atraviesa un gran momento en el equipo dirigido por Heinze y, ante una posible transferencia en el mediano plazo, aseguró que le gustaría jugar “en España o Inglaterra”.

Por último, se refirió al cruce que existió con Zárate, quien gritó el gol de la tanda de penales que clasificó a Boca a las semifinales de la Copa de la Superliga ante el conjunto velezano y las declaraciones posteriores de Almada diciendo que “yo no le gritaría un gol a un club que le dio de comer a mi familia”. Con las pulsaciones más bajas, el jugador aseguró que ese entredicho ya quedó atrás: “Lo de Zárate ya pasó. Lo viví con mucha bronca, pero ahora estoy más tranquilo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí