De cara a lo que será el segundo semestre del año, que tiene como objetivo la Copa Libertadores, Boca le ganó por 2 a 1 al América de México en el primer amistoso del receso. Manteniendo el plantel, por ahora, y contando con la llegada de Alexis Mac Allister por el momento, Gustavo Alfaro dejó en evidencia su preocupación por la falta de refuerzos.

Más allá de entender las negociaciones, el entrenador fue claro de cara al duelo por los octavos de final de la copa, por lo que avisó: “Este es el plantel que tengo para Paranaense. No es un campeonato que tengo cuatro o cinco fechas para insertarlos en el equipo, son dos finales las que se vienen”.

Sabiendo que aguarda por más incorporaciones, al menos dos si no se va nadie, el técnico avisó: “Cuando terminó la competencia hice un diagnóstico de lo que teníamos, de las necesidades, de lo que hacía falta incorporar. Hablé con Nico (Burdisso), con el presidente (Angelici). Sé que las negociaciones no son sencillas, esperaremos hasta último momento pero esto va en paralelo con este plantel, que es el que tengo para jugar contra Paranaense”.

Pensando en todo momento el duelo copero ante los brasileños, Alfaro indicó: “Cuando lleguemos a Buenos Aires y tenga todo el plantel -aún no cuenta con Nández ni Alonso-, empezaré a perfilar el equipo para ese partido. Ahora estoy probando pero no sólo pensando en Paranaense. Falta Nández, que va a estar para Paranaense. Hoy estoy buscando formas, sociedades, incorporando a Alexis Mac Allister…”.

Asimismo continuando siempre por la misma línea, agregó: “Tengo que tratar de utilizar estos tres partidos para probar todo. Paranaense viene con competencia, nosotros no. También servirá para probrar el cesped sintético: los amistosos además nos dan la posiblidad de recrear un escenario parecido al que nos va a presentar Paranaense, equipo y campos que vamos a encontrar”.

A su vez, en rueda de prensa, Gustavo Alfaro se mostró preocupado por alguna partida con la competencia comenzada, por lo que sentenció: “No puedo manejar ni regular el mercado. Lo dije en el congreso de entrenadores, el mercado va al revés de lo que va la Copa. No puedo incorporar jugadores que hayan jugado la Libertadores con otros equipos. Eso te mata. En Europa ya se cambió y no limita la búsqueda.Allá el mercado se cierra en septiembre, con un mes de empezado el campeonato local. A esos riesgos estamos expuestos. Nos preocupa a todos los entrenadores del fútbol argentino, ejecutan una cláusula y te sacan un jugador, estamos en desventaja y no lo podemos cambiar”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí