Categórica victoria de Boca en Ecuador por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Liga de Quito. Gustavo Alfaro sacó pecho del gran triunfo y destacó en todos los aspectos el presente de sus dirigidos.

“La otra vez que vine me comí seis goles (dirigiendo a Arsenal). Lo padecí. Tratamos de analizar el partido en el contexto global. Liga es un buen equipo. Apenas supimos del cruce que Liga había clasificado, lo primero que hicimos fue reunirnos con el cuerpo médico. En función de eso diagramamos una estrategia con la finalidad de buscar una victoria aquí”, reveló Alfaro antes de aterrizar en Ecuador.

Además, sobre el planteo agregó: “Había que jugar con inteligencia, tratar de neutralizar los puntos de Liga. Esto es un trabajo muy bueno de todos los muchachos. Terminaron una relojeando una victoria muy justa. Hoy Boca supo manejar los tiempos, la intensidad, supo administrar”.

Por otro lado, opinó sobre cómo se juega esta competencia: “La Copa Libertadores la ganás con hombría, inteligencia, con solidaridad, con hambre. Si la base se sustenta en los jugadores, si no perdemos la agresividad, esa determinación, la capacidad de plantarse de igual a igual, Boca es Boca. Boca es respetable en todos lados. Lo asumimos para adentro. Lo decimos con humildad por una referencia de importancia histórica”.

Para finalizar, Lechuga en conferencia de prensa se animó a cerrar la rueda de preguntas con un título a su manera: “Ambición y hambre de gloria”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí