Era el verano de 2014, con Carlos Bianchi sentado en el banco Xeneize, cuando a Luciano Acosta le tocó dar sus primeros pasos con la camiseta de Boca. El petizo, que novedosamente y con la ausencia de Riquelme en el torneo de pretemporada lució la número 10, demostró grandes cualidades y desde allí comenzó a ser muy tenido en cuenta en la primera. Pero tiempo después y con la llegada del Vasco Arruabarrena, Lucho empezó a perder protagonismo y ya no volvió a tener posibilidades en el primer equipo.

Hoy en los Estados Unidos, más precisamente en el DC United donde se luce desde 2016, el pibe aún piensa en el día que le toque regresar a Boca Juniors. “Si Leandro Paredes me dice de volver a Boca, dejo todo y me vuelvo. A mí se me vence el contrato en diciembre”, comentó en Punto Boca el enganche de 25 años, íntimo amigo del mediocampista del PSG. Incluso se animó a contar las preferencias de Wayne Rooney, compañero suyo en la franquicia yankee: “A Rooney le gusta mucho el fútbol argentino, se siente identificado con Boca”.

Por otro lado también se tomó el tiempo de hablar de su clásico rival y de picantear la previa del choque que se viene: “Al descenso jamás, nunca. Esa mancha no se borra nunca más, ja”.

De todas formas, pase lo que pase con los demás, Acosta no quita de su cabeza la chance de regresar a la Ribera. “Tengo la espina de volver y algún día lo haré”, avisó. Por ahora, con Tévez y Zárate en su puesto, Alfaro no busca alternativas allí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí