La segunda fecha de la Copa América comenzó en el Maracaná, donde Perú enfrentó a Bolivia por el Grupo A. Tras el empate ante Venezuela, los dirigidos por Ricardo Gareca buscaban el triunfo que le permitan acomodarse de cara a la última jornada frente a Brasil. Justamente el local que derrotó a los de Eduardo Villegas que intentaba ilusionarse con poder avanzar de ronda.

Como era de esperar y sabiendo de su necesidad, el elenco Inca tomaba el control del partido desde el arranque. Desde la tenencia de la pelota, los conducidos por el Tigre Gareca jugaba en el campo rival aunque le faltaba claridad en los últimos metros. Si bien tenía a un tridente encendido con Paolo Guerrero, Christian Cueva y Jefferson Farfán, no lograba llegar con peligro a Carlos Lampe.

Cuando mejor estaba Perú en el partido y parecía que rompía el marcador, Bolivia, que fue creciendo en el primer tiempo a través de juego asociado corto, lograba ponerse en ventaja. Tras la mano de Carlos Zambrano, luego del remate de Fernando Saucedo, el árbitro sancionaba penal para que Marcelo Moreno Martins convierta el 1 a 0 antes de la primera hora de juego.

El golpe de estar en desventaja sorpresivamente lo sentían los dirigidos por Ricardo Gareca, que perdía la posesión del balón y hasta se apuraba a la hora de comenzar cada ataque. Parecía que al entretiempo se iba a ir en desventaja, sin embargo a los 44 minutos apareció Paolo Guerrero para igualar todo. Tras un pase filtrado de Christian Cueva, el goleador del Inter de Brasil con un toque dejó en el camino a Lampe para marcar el 1 a 1.

Para el arranque del complemento Perú no conseguí tener el control absoluto del juego, ya que Bolivia le peleaba la posesión del balón. A causa de esto no podía ser constante en el juego y tenía chispazos en ofensiva que ponía en riesgo el arco defendido por Carlos Lampe. Justamente esto pasó a los 9 minutos, cuando Paolo Guerrero se tiró por la izquierda y envió el centro al corazón del área para que Jefferson Farfán convierta el 2 a 1 y de vuelta la historia.

La ventaja le permitió a la selección Inca ir con otra determinación en búsqueda del tercero. Sin poder sentenciar la historia, le daba la posibilidad a los bolivianos en poder reaccionar y pasando los 20 minutos obligaba a Pedro Gallese a intervenir con una gran atajada para negarle el empate a Raúl Castro, que en e rebote no podía definir con precisión Erwin Saavedra.

A pesar de no mostrar una gran superioridad, Perú supo aprovechar la diferencia que consiguió para llevarse el triunfo por 3 a 1, ya que Edison Flores se fue solo ante Lampe y dejándolo desparramado en el piso sentenció el triunfo para acomodarse en el Grupo A. La victoria le permite quedar virtualmente puntero con 4 unidades y cerrará la primera fase ante Brasil, que enfrenta esta noche a Venezuela, que será el próximo rival de Bolivia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí