Hay grandes jugadores que, históricamente, tuvieron un carácter especial. Histriónicos, carismáticos, calentones. En general, Ibra siempre ha sido cálido y, pese a ser sumamente narcisista, suele tener buena relación con los periodistas. En este caso, se ve, no lo encontraron en un buen día.

Ocurre que Zlatan Ibrahimovic no estaba de buen humor luego de la derrota de su equipo por 4-3 ante Seattle Sounders. Y, en épocas como esta, en la que se avecinan los superclásicos por Copa Libertadores y Wanchope Ábila está lesionado, un hincha de Boca se dejó llevar por el fervor.

El fanático, que a su vez es periodista del programa Boca de Selección, quiso consultarle por el Xeneize: “¿Puedo preguntarte algo? Me llamaron desde Argentina del programa de radio. Ahora De Rossi…”. La reacción del sueco no dejó dudas: “¿Querés una foto o no?”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí