Luego del triunfo en Curitiba, Boca recibió en la Bombonera a Athletico Paranaense por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. El Xeneize buscaba mantener la ventaja lograda en la ida para clasificarse a los cuartos, donde esperaba Liga de Quito de Ecuador que eliminó a Olimpia de Paraguay. Por su parte el Huracán de Brasil, que contó desde el arranque con Marco Ruben y con el ingreso de Braian Romero, necesitaba el triunfo para poder dar vuelta la historia.

A pesar de la necesidad de ganar, el arranque de los dirigidos por Tiago Nunes no era el mejor. Con una buena presión en campo rival, los de Gustavo Alfaro se hacían con el protagonismo en el comienzo y aprovechando las fallas defensivas de la visita, como a los 11 minutos con Nicolás Capaldo que aparecía en el punto penal e intentaba romper el marcador. Pero así como generaba riesgo en ofensiva, por algunas malas decisiones en el fondo le daba la posibilidad al rival de lastimarlo.

Más allá que en el primer tiempo Boca le cedió la pelota a Paranaense, fue quien tuvo la más peligrosa. A los 16 minutos, Ramón Ábila enfrentaba al arquero Santos pero decidía asistir a Nahitan Nández, quien definía y le ahogaban el tanto en la línea en la noche de su despedida. Lo mismo le ocurría a los 35 a Capaldo, que probaba con un cabezazo abajo del arco. Mientras que en el cierre Wanchope y Alexis Mac Allister tuvieron sus oportunidades.

Sin generarle peligro a Esteban Andrada, a pesar que el elenco brasileño tuvo su momento, se fueron al entretiempo empatando 0 a 0, que le servía al conjunto argentino por la victoria en la ida. Luego de un comienzo de completamente pasivo, el Xeneize conseguía estirar su diferencia a los 11 minutos. Después de un saque de arco largo y que Nahitan Nández no la pueda peinar, Wanchope Ábila ese metió adentro del área y con su marca encima sacó un derechazo potente para vencer a Santos y marcar el 1 a 0.

A causa de tener que hacer dos tantos para avanzar, Paranaense respondía rápidamente con Marco Ruben pero se encontraba con un firme Andrada. Con el 2  a 0 en el global, los de La Ribera terminaron manejando los tiempos del partido y hasta tuvieron sus ocasiones para agrandar la diferencia.

Sabiendo aguantar la diferencia, Boca se quedó con la victoria por 2 a 0, ya que en el final Eduardo Salvio, tras un cambio de frente de Alexis Mac Allister, sentenció el partido que le permite la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Ahora el Xeneize tendrá que enfrentar a Liga de Quito, que eliminó a Olimpia de Paraguay.

Artículo anteriorEl llanto de Nahitan en su despedida
Artículo siguiente¡Qué debut, Toto!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí