Premier League

"Mi cuerpo estaba roto y no podía hacer nada"

El defensor central del Liverpool , Virgil Van Dijk, confesó un momento crítico en su vida, al borde de la muerte, previo a su llegada a Inglaterra.
lunes, 1 de junio de 2020 · 00:16

Hoy en día decir Virgil Van Dijk es hablar sobre uno de los mejores marcadores centrales del mundo. Es líder en la defensa del Liverpool y de la selección de Holanda. Fue elegido como mejor jugador de la UEFA en 2018/19, integró el 11 ideal de FIFA el último año y demás logros.

 

Todo esto ocurrió en su llegada al Liverpool, donde pagaron 85 millones de euros por él, conviertiéndose en el defensor más caro de la historia en ese momento, y transformándose en una muralla defensiva para Jürgen Klopp.

 

Sin embargo, su vida antes de todos estos logros fue dura, de hecho estuvo al borde de la muerte hace 8 años atrás, mientras jugaba en Groningen.

 

Su madre fue a visitarlo y lo que sería una noche familiar entre risas, terminó casi de una manera fatal. El zaguero central sufrió una apendicitis aguda que derivó en una peritonitis con infección renal. Tuvieron que operarlo de urgencia pero el panorama era desfavorable.

 

“Lo único que podía ver eran tubos colgando de mí. Mi cuerpo estaba roto y no podía hacer nada. En ese momento, los peores pensamientos empezaron a zumbar alrededor de mi cabeza", admitió el defensor central.

 

Sin embargo la historia no termina allí, la situación de Van Dijk era muy delicada, a tal punto que hasta su propia familia pensaba que fallecía: “Mi vida estaba en riesgo. Mi madre y yo le oramos a Dios y discutimos posibles escenarios. En algún momento tuve que firmar algunos papeles, fue una especie de testamento. Una parte de mi dinero hubiese sido para mi madre”.

 

Afortunadamente el marcador central salió adelante y logró recuperarse, aunque a día de hoy admite que la situación fue crítica: “La realidad es que nadie quería hablar de ese tema, pero teníamos que hacerlo. Pudo ser el final. Estuve 13 noches en el hospital y fue muy difícil, no podía caminar”.

Van Dijk contó cuando estuvo cerca de la muerte

Sin dudas este fue el momento más duro en la vida del Holandés, aunque también tuvo otros momentos con problemas físicos que perjudicaban su movilidad, aunque luego la recompensa fue mayor: “A los 16 años, era lateral derecho y no era lo suficientemente bueno como para jugar como central. Trabajaba de lavaplatos y andaba en bicicleta. Al cumplir los 17, me transformé en central porque crecí 18 centímetros de golpe, algo que me provocó problemas en las rodillas”, explicó el central en diálogo con Daily Mail.

 

A partir de este crecimiento inesperado con problemas físicos, la carrera futbolista de Van Dijk creció. Fue transferido al Celtic, donde se lo pudo ver distinto, con ganas de seguir adelante, con ímpetud y con un envión anímico increíble. 

 

Producto de esto llegó al Southampton, donde se consolidó como central y logró ser convocado a su selección. Poco tiempo después llamó la atención de los directivos del Liverpool, quienes tras mucha insistencia se hicieron de la ficha del central y explotaron al máximo su capacidad, a tal punto de lograr que se coloque entre los mejores de la actualidad.

 

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia