Una final perdida derivó en otro caos en el mercado de pases de Boca que se avizoraba tranquilo, pero la derrota contra Tigre en la Copa Superliga alteró todos los planes, y a los intereses que existen por Daniele De Rossi, Eduardo Salvio y Maximiliano Meza, el Xeneize ya hizo gestiones por Ever Banega y ofertó cuatro millones de euros por su pase al Sevilla.

Con este ofrecimiento sobre la mesa, la palabra del jugador de 30 años será crucial para saber si quiere seguir jugando en Europa o vuelve al club que lo vio nacer futbolísticamente. De vacaciones en Rosario, el futbolista ya sabe que el entrenador del Sevilla Julen Lopetegui quiere seguir contando con él y decidirá junto a su familia los pasos a seguir en su carrera.

A pesar que el Galatasaray es otro de los interesados en el jugador, el club turco aún no llegó a un acuerdo con la dirigencia española y Boca quiere contratar jugadores con experiencia de cara a la fase final de la Copa Libertadores. Que mejor que uno de los pocos sobrevivientes de aquel plantel campeón de la Libertadores 2007, la última del club en doce años de sequía, y sería un refuerzo de lujo para el entrenador del equipo Gustavo Alfaro con el objetivo de gritar campeón en toda Sudamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí