Ricardo Centurión tuvo que alejarse del club que ama, Racing, el campeón de la Superliga Argentina. Por un mal gesto contra Eduardo Coudet, ya ocurrido hace varios meses, en un partido ante River en el Monumental. Dicho acontecimiento rompió la relación entre el Chacho y Centurión, quien no volvió a jugar con la camiseta albiceleste.

“Los que me llamaron tocaron mi tema personal, de que se me traba un poco la cabeza, pero cuando me conocieron se quedaron tranquilos. Nadie puso trabas ni cláusulas por mi conducta”, comenzó Centurión, en diálogo con Closs Continental. Y agregó ilusionado: “Lo de San Luis me pareció una linda idea para ponerme bien, demostrar todo lo que puedo darles, puedo dar un salto de calidad. Quiero cumplir un sueño que es jugar en un club europeo. Los dueños del Atlético de Madrid son dueños del San Luis, quizás es una chance”.

Por otro lado, el ex delantero de Racing prometió cambiar su personalidad: “Tengo que estar frío de la cabeza, ser profesional en todo sentido. Ya me resbala las cosas que me dicen. Estoy contento, quiero ponerme objetivos a corto plazo. Hubo muchos clubes y técnicos que me llamaron. Muchos pensaron que era el final de mi carrera y hoy puedo salir del país, ir a un lindo club que aunque muchos no lo conocen, se está armando muy bien”.

También, Ricky agradeció el interés de Martín Palermo de contar con el: “Es una alegría que me haya llamado Palermo, que me quería. No opté por ir al Pachuca porque esto de San Luis es un objetivo que me pongo yo a corto plazo. De ahí quiero ir a clubes grandes, quiero ir a clubes europeos”.

Por último, Centurión aseguró estar agradecido a la Academia: “Estoy agradecido de por vida a Racing. Creo que en Racing me juzgaron con la panza llena. A la gente de Racing no me queda más que desearle lo mejor. En un año nadie sabe. Ojalá sea para mi futuro lo mejor seguir afuera y que a Racing le siga yendo bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí