No hay tiempo de relajarse. Matías Suárez ingresó desde el banco para ser uno de los jugadores clave en la victoria por 3-0 ante Atlético Paranaense con la asistencia a Lucas Pratto en el segundo gol y la conversión del último tanto que definió la historia para el ganador de la Recopa Sudamericana, pero es momento de dar vuelta a la página y enfocarse en la Copa América de este año en Brasil, a desarrollarse entre el 14 de junio y el 7 de julio.

El punta de 31 años que es parte de la nómina de 23 convocados por Lionel Scaloni junto a sus compañeros Franco Armani, Exequiel Palacios y Milton Casco, habló de lo que se vendrá con la Albiceleste: “Es un orgullo poder llevar la camiseta de la Selección Argentina. A cualquier jugador le encantaría y hoy me toca a mi. Lo trato de disfrutar al máximo. Ojalá esté a la altura de esa camiseta”.

Sin embargo, el foco de todo diálogo fue la obtención de su primer título en River y el delantero expresó sus primeras sensaciones por este trofeo: “Estoy muy feliz por este grupo bárbaro, de muy buena gente. Eso también lo llevan dentro de la cancha y cada jugador da el máximo por el compañero”.

En diálogo con ESPN, aseguró que nunca dudo de remontar el 0-1 de la Ida contra el conjunto brasileño: “Marcelo (Gallardo) nos dijo que iba a ser un partido difícil. El partido duraba 90 minutos y sabíamos que, en algún momento, nosotros íbamos a hacer un gol. Tenía mucha fe en mis compañeros. Confió al cien por cien en ellos. Creíamos en nosotros”.

Por último, se refirió al papel preponderante en este plantel del técnico más ganador en la historia del club con 10 títulos: “Siempre tiene bien al jugador. Cada uno da el máximo porque la confianza que da el entrenador es muy importante y lo demuestran los que le toca jugar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí