Después del fin de semana de descanso, Boca regresó a las prácticas pensando nada menos que en lo que sera el encuentro ante River por semifinal de la Copa Libertadores. Para Gustavo Alfaro, hoy no fue un día más, lo esperaban buenas noticias.

En primer lugar, Mauro Zárate se entrenó a la par de sus compañeros, ya recuperado del desgarro en el sóleo de su pierna derecha. Si bien sus compañeros tuvieron libre el fin de semana, el delantero aprovechó para trabajar en el club y hoy no presentó ninguna molestia en los ejercicios de pases, desborde, centro y definición que dispuso el entrenador.

Por otro lado, Lisandro López se entrenó con normalidad. Estaba entrenando aparte pero solamente era una cuidado especial que estaban teniendo con él, nada para preocuparse.

Todavía se espera la evolución de Wanchope Ábila y Salvio, pero por lo menos para Alfaro, de a poco va recuperando jugadores y deberá definir si juegan el domingo ante Estudiantes por Superliga.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí