El Barcelona no comenzó con el pie derecho su andar por la Liga de España. Una derrota ante el Athletic de Bilbao en la primera fecha complicó los planes de Valverde, pero la goleada ante el Betis la jornada siguiente le dio aire. El último encuentro que disputó antes de la Fecha FIFA fue ante el Osasuna, que acabó en igualdad por 2-2. Gran parte de las dificultades del equipo Culé vienen por el lado de las lesiones.

Además de empezar la pretemporada días después que el resto del plantel, los futbolistas que habían disputado la Copa América con sus selecciones no llegaban al 100% desde lo físico. En Europa, antes del comienzo de las competiciones oficiales, se estila jugar una serie de amistosos, por lo que muchos de ellos no participaron.

Uno de ellos fue Lionel Messi, quien luego de dar su discurso de presentación, como en cada inicio de temporada, durante la Joan Gamper que enfrentó al Blaugrana ante el Arsenal, sufrió una lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha. A pesar de que realizó hace unas semanas un entrenamiento a la par del grupo, esto no le permitió volver a jugar, por lo que en España se había hablado de que el rosarino se había resentido de sus molestias. La versión oficial del club debió desmentir esa información.

Cuando todo hacía indicar que los amistosos de selecciones le daban a Messi la chance de recuperarse para jugar ante el Valencia este fin de semana, el mejor jugador del mundo volvió a entrenar al margen del equipo. La intención es cuidarlo: el debut del Barça por Champions se dará el martes, y se espera que Leo pueda estar disponible. Mientras tanto, habrá que esperar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí