Luego de la eliminación en la Copa Argentina y del triunfo ante Aldosivi por Superliga, Boca enfrentó Liga de Quito en los 2800 metros de altura sobre el nivel del mar que tiene la ciudad por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. El Xeneize, que venía de eliminar a Athletico Paranaense, buscaba no sufrir las características adversas del terreno de juego. Por su parte La U, que dejó en el camino a Olimpia de Paraguay, intentaba sacar ventaja de cara a la revancha en la Bombonera.

A pesar que la tarde ecuatoriano comenzó con los dirigidos por Pablo Repetto insinuando con un remate de Rodrigo Aguirre antes del minuto, los de Gustavo Alfaro fueron inteligente para tener un buen primer tiempo. Planteándose con cinco hombres en la mitad de la cancha, primero con Mauro Zárate y luego con Emanuel Reynoso, los de La Ribera le fueron sacando el ritmo al local para no ahogarse rápidamente.

Ante una Liga pasiva y sin cambio de ritmo, Boca supo sacarle provecho a la pálida imagen que daba su rival. Después de insinuar con un remate de larga distancia de Nicolás Capaldo, que los de Quito contestaban de a misma manera con Luis Chicaiza, el conjunto argentino lograba romper el marcador y conseguir el tan valioso tanto de visitante a los 11 minutos. Tras un pase filtrado de Alexis Mac Allister, Wanchope Ábila se metió entre los centrales para enfrentar a Adrián Gabbarini y luego de dejarlo en el camino convirtió el 1 a 0.

Desde ahí, con la ventaja mínima conseguida, el Xeneize se hizo amo y señor en el primer tiempo. Sin que Esteban Andrada sufra alguna posibilidad de que le igualen, el elenco argentino no pudo estirar la diferencia en las chances que contó Wanchope Ábila. Al bajo nivel mostrado, La U se iba al entretiempo con un jugador menos por la expulsión de Jefferson Orejuela, que vio la roja por un duro planchazo a Emanuel Reynoso.

Justamente el cordobés, que ingresó en el primer cuarto de hora por el lesionado Mauro Zárate, fue vital en el comienzo del complemento. Mostrando su pegada, Bebelo se hizo cargo de un tiro libre pegado en el área para dejar parado a Gabbarini y marcar el 2 a 0 al minuto.

Pareciendo, en gran parte del partido, que Liga de Quito era el equipo que estaba desacostumbrado a jugar en la altura, Boca tuvo la personalidad y el carácter para hacerse con el dominio. Haciéndole precio, ya que pudo haber hecho mucho más goles, el Xeneize se quedó con la victoria por 3 a 0, ya que a los 35 minutos, luego de que Wanchope Ábila no pueda vencer a Gabbarini, Luis Caicedo se llevaba por encima la pelota y anotaba en su propio arco.

Dejando un pie en la semifinal, los dirigidos por Gustavo Alfaro cerrarán los cuartos de final de la Copa Libertadores el próximo miércoles en la Bombonera. De lograr el pase, se enfrentará ante el ganador entre River y Cerro Porteño de Paraguay.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí