El Pipa todavía no puede sacarse la mufa de encima. Con una muestra de generosidad de Payet, quien le cedió el balón al nuevo futbolista del equipo francés, el argentino derrochó el penal y de la peor forma: la tiró a las nubes. En la cancha, no mostró una gran versión.

“En un partido complicado, tuvimos la posibilidad de convertir de penal. La desperdicié lamentablemente. Pero hay que seguir trabajando”, comenzó el flamante refuerzo del Marsella. Y agregó: “El equipo demostró una cara distinta al encuentro anterior. En lo personal, es cuestión de adaptarse lo más rápido posible”.

Sobre el gesto de Payet, quien le dio el penal a Benedetto, expresó agradecido: “Le agradezco. Quería convertir y tener más confianza para servirle al equipo. No se me pudo dar. Les agradezco a mis compañeros que me dieron un rápido aliento”.

Con respecto a la comparación del fútbol argentino con el francés, el Pipa declaró: “Es distinto. Hay jugadores de buena calidad. Los defensores son más grandes, hay poco espacio. Es un fútbol fuerte”. Y culminó: “Recién llevo tres semanas en el club. Físicamente estoy muy bien. Venía de un desgarro en el gemelo. Tengo que seguir trabajando. Aprovecharemos esta semana”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí