En la previa al duelo por Copa Libertadores, River visitó el Cilindro de Avellaneda para enfrentar a Racing por la tercera fecha de la Superliga. La Academia, que venía de igualar ante Vélez, buscaba su primer triunfo en el campeonato. Por su parte el Millonario, que llegaba que ganarle a Lanús, intentaba mantener ese nivel para recibir de gran forma a Cerro Porteño.

El clásico de la fecha comenzaba vibrante, como los últimos duelos entre ambos, en las dos áreas. Tomando el protagonismo desde el inicio, los dirigidos por Marcelo Gallardo avisaba al minuto con un remate de larga distancia de Matías Suárez y respondía con un rebote largo Gabriel Arias. Más allá de esto, fueron los de Eduardo Coudet que consiguieron abrir el marcador.

A los 2 minutos, tras recuperarla en el costado izquierdo, Alexis Soto envío el centro al corazón para que Lisandro López sin tocarla asista a Augusto Solari, que con un buen control orientado quedó mano a mano con Franco Armani para convertir el 1 a 0. A pesar de la desventaja, River siguió teniendo el dominio y respondía con un tiro libre de Ignacio Fernández que despejada Gabriel Arias.

Sin sentir el golpe, el Millonario continuó con su control del partido a pesar de faltarle claridad en los metros finales. Dejando la sensación de poderlo lastimar a la Academia en cualquier momento, los de Núñez tuvieron tres minutos letales para darle vuelta el marcador a los de Avellaneda.

A los 35 minutos, tras una perdida alta de Iván Pillud, Exequiel Palacios con un pase largo asistió a Rafael Santos Borré que aprovechó lo mal parado que quedó Racing para enfrentar a Arias y marcar el 1 a 1. Siendo un cimbronazo importante para el local, River sintió lo emdeble de su rival para sacar provecho.

Teniendo dos minutos a pura efectividad, los de Marcelo Gallardo nuevamente mostraron su lejanía con el resto del equipo. A los 36 fue Matías Suárez, que con un una daga en el pie asistió a Borré para que empuje la pelota y marque el 2 a 1 y su doble. Mientras que en la jugada siguiente, el delantero ex Belgrano de Córdoba convirtió el 3 a 1, luego de que Nicolás De La Cruz lo deje solo en el área y defina cruzado.

Al flojo cierre en la primera, Racing sufría en el arranque del complemento. No solamente porque River buscaba agrandar la diferencia, sino porque Leonardo Sigali se iba expulsado, con roja directa, por una fuerte patada a Matías Suárez.

Si con once contra once la diferencia entre ambos equipos quedó reflejada en cancha, más con un hombre menos la Academia. A los 16 minutos, Iván Pillud sujetaba en el área a Ignacio Fernández y sin dudar Patricio Loustau sancionaba penal para que el propio volante anote el 4 a 1. Mientras que a los 22, Lucas Pratto asistió a Nicolás De La Cruz para que convierta el 5 a 1 y el propio uruguayo, a los 25, envió el centro para que Ignacio Scocco, que volvió a jugar en Primera después de cinco meses, con un buen cabezazo marcó el 6 a 1.

Los más de veinte minutos restante estuvieron demás, como el segundo tiempo. Los de Núñez aprovecharon para florarse y llegar con con el ánimo por las nubes para la copa, mientras que los de Avellaneda no tuvieron una respuesta anímica y futbolística desde el 1 a 1.

Más allá que pudo hacer más goles, River se quedó con la victoria por 6 a 1. Ahora el Millonario tendrá que enfrentar entresemana a Cerro Porteño por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores y luego a Talleres por la Superliga. Por su parte Racing visitará a Central Córdoba de Santiago del Estero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí