De cara al clásico de mañana ante Racing en Avellaneda, River tuvo su último entrenamiento por la tarde en Ezeiza. Más allá de terminar en condiciones los trabajos, Lucas Pratto se llevó un susto bárbaro al retirarse del predio.

El delantero Millonario protagonizó un accidente automovilístico con su camioneta, con la que rozó a un motocicleta. Más allá del susto del momento, ninguno de los dos tuvo consecuencias mayores. Por parte del individuo, quedó internado en observación por una lesión en su pierna pero fuera de peligro.

A su vez, el Oso, tras asistirlo llamando a la ambulancia y de haber realizado la denuncia correspondiente, se sumó a la concentración de cara al encuentro de mañana. Justamente es una de las dudas que mantiene Marcelo Gallardo para el ataque, ya que lo podría guardar para el duelo por la Copa Libertadores ante Cerro Porteño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí