La partida de Darío Benedetto al fútbol francés obligó a la dirigencia xeneize buscar a otro punta que mantenga viva la esperanza de gol en el arco contrario.

Entre tantos que sonaron, el elegido fue Franco Soldano, quien se sumó al plantel de Gustavo Alfaro mediante un préstamo por 300 mil dólares hasta un año y con opción de compra de 5 millones desde el Olympiakos de Grecia.

“No tenía pensado volver tan rápido a Argentina, pero Boca es una oportunidad que no se puede dejar pasar. Desde chico mi sueño era poder venir al club del que soy hincha”, fue la expresión inmediata de Soldano apenas llegado al club Xeneize hacia el Sitio Oficial de Boca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí