Por la final del futbol masculino en los Juegos Panamericanos de Lima, la Selección argentina sub-23 se enfrentó con el par de Honduras en el estadio Universidad de San Marcos. En la fase anterior los argentinos eliminaron a Uruguay, mientras que los hondureños hicieron lo propio con México.

En el primer tiempo, Argentina arrancó fuerte para ponerse encima en el marcador, pero sobre el cierre Honduras ligó el empate. El gol argentino fue tras una ala salida desde abajo de los hondureños que supo robar Agustín Urzi para que en pocos movimientos defina más con certeza que potencia al palo derecho del arco rival.

El empate fue marcado por Dougas Martínez, quien aprovechó un rebote de despeje del arquero argentino Facundo Cambeses para empujar la pelota contra la valla argentina que sufrió el tanto hondureño.

En el complemento, el equipo de Fernando Batista no comenzó con autoridad sobre el partido, pero en pocos minutos liquidó el encuentro con una ráfaga goleadora. El segundo tanto se originó con una gran jugada individual de Santiago Gonzalez por la banda derecha que quedó culminada en gol por Carlos Valenzuela.

El tercero fue de Lucas Necul, quien sacó provecho de un rebote entre dos defensores cuando intentaron marcar a Adolfo Gaich para pegarle de una y colocar un nuevo gol. El último fue con una jugada de pelota parada, donde Valenzuela asistió a Fausto Vera, volante que ganó de cabeza para poner el cuarto.

Con este contundente resultado, Argentina consiguió su séptima medalla de oro en futbol masculino, mientras que fue la dorada número 32 para afirmarse en el quinto puesto del medallero general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí