Ronaldinho no ha sabido administrar su riqueza después de su retirada del fútbol. El futbolista, que llegó a ser uno de los mejores del mundo y lo ganó todo con el Barcelona, está ahogado por las deudas. El exfutbolista tiene 57 propiedades bloqueadas, cuatro de ellas por el Tribunal de Rio Grande do Sul por una multa medioambiental por valor de 2,2 millones de euros. Más allá de esta multa, tiene otras por un valor total de 1,8 millones. El fisco le ha retirado los pasaportes.

El Ayuntamiento les ha comunicado que el futbolista, sumando estas dos deudas, debe un total de 9,91 millones de reales brasileños, es decir, 2,3 millones de euros. Las deudas se le siguen acumulando. A esta cifra se le debe sumar una nueva demanda que está tramitando la Oficina del Fiscal General Nacional de Brasil por valor de 184.000 euros. Por tanto, la suma que debe el astro del fútbol a los diferentes organismos estatales y locales de Brasil es cercana a dos millones y medio de euros.

La Corte de Brasil ha decidido embargar los dos pasaportes de Ronaldinho, tanto el brasileño como el español, debido a no haber pagado una multa del Fisco. Esta retención hace que no pueda salir de Brasil. En su defensa, reclama que le devuelvan el pasaporte español. Los abogados del exfutbolista se basan en que la retención de este pasaporte es una actitud abusiva, arbitraria e infundada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí