El viernes por la mañana, la delegación del Rojo aterrizó en Buenos Aires con la novedad de que debían volver a jugar dentro de cuatro días, para abrir la llave de cuartos de final de la CONMEBOL Sudamericana, ante Independiente del Valle, en Avellaneda.

Lógicamente que esto generó grandes fastidios en el mundo Independiente, ya que el ente sudamericano ignoró el pedido de los diablos rojos de jugar el 21 y 28 de agosto, por temas de calendario. Asimismo, el equipo ecuatoriano se sumó al pedido de su homónimo argentino.

Quien demostró su furia, fue el vicepresidente de la institución de Avellaneda, Pablo Moyano. “Es una más de la CONMEBOL. Se sigue demostrando la desorganización que hay en el fútbol de Sudamérica”, explicó enojado, a lo que sumó: “Independiente del Valle también había solicitado postergación porque tomó a los dos clubes por sorpresa. Ellos tienen problemas con el tema del viaje, no sé si no van a llegar el mismo día del partido”.

Además, Moyano recordó las desorganizaciones del regulador del fútbol de Sudamérica: “Es una muestra más donde la CONMEBOL demuestra incapacidad para manejar torneos tan importantes como la Sudamericana. Ya es algo general. Se jugó una final de Libertadores en otro continente, pasó lo de la Copa América y ahora esto”. En la misma línea, agregó: “Lo que hicieron con Independiente fue alevoso, ya no sabés si es adrede. No le encuentro explicación a esta medida que tomaron con nosotros”.

Por otro lado, en diálogo con Fox Sports Radio, el hijo del presidente de Independiente manifestó haber tenido una comunicación con Alejandro Dominguez: “Con Hugo lo llamamos al presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol y nos dijo que esto ya estaba planificado así. Mentira, se sabía que podía ser cualquier semana de agosto, pero nosotros ya estábamos avisados que iba a ser el 21 y 28, por eso planificamos nuestra grilla así”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí