Para el entrenador Fernando Batista, armar la lista de jugadores que representarán a la Argentina en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, fue casi una misión imposible. Los clubes no colaboraron, primero negaron a los experimentados y luego a los jugadores que se desempeñan en la Primera División del torneo local.

Por eso, el técnico decidió armar la Sub-23 con jugadores que hasta ahora no habían tenido la posibilidad de estar en la Selección y que ni se lo imaginaban por jugar en el ascenso.

Uno de los convocados es Joaquín Novillo, lateral izquierdo de 21 años que juega en Belgrano y comentó: “Es una felicidad inmensa vestir estos colores, lo que uno sueña de chico y ve muy lejano”. Además, aseguró que el torneo será complicado por el campo de juego sintético, teniendo en cuenta el estadio de la Universidad de San Marcos, la sede del torneo en el que tendrá como rivales de la fase de grupos a Ecuador, México y Panamá.

Nicolás Demartini de 19 años es el zaguero central de Temperley, también llamado por Batista que manifestó: “Tener esta chance es algo único que no se vive todos los días. Te da la oportunidad de representar al país entero. No la esperaba”.

Además de ellos, fueron citados entre otros, Fernando Valenzuela (22) figura en el ataque de Barracas Central y Gonzalo Miceli de Nueva Chicago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí