Carlos Borrello, director técnico de la Selección Argentina femenina, decidió apartar a varias jugadoras del plantel y una de ellas, Belén Potassa, se refirió a esta decisión y aseguró que no es por el nivel sino por algo personal, teniendo en cuenta que tanto ella como sus otras compañeras apartadas, reclaman por mejoras en el fútbol femenino.

“Antes de venirnos para Argentina tuvimos una charla las 23, donde todas coincidimos que era el momento de cambiar, de dar un paso al frente porque sentimos que otra vez fuimos al Mundial a participar y no era lo que queríamos”, explicó Potassa asegurando que por filtrarse esta información, es que ella y sus compañeras fueron borradas de la Selección.

La delantera, junto con Estefania Banini, Ruth Bravo y Florencia Bonsegundo, no fueron convocadas por Borrello para los Juegos Panamericanos, y contó que ninguna pudo comunicarse con las chicas que si fueron seleccionadas.

Una de las cosas que hablaron entre ellas en Francia, fue el cambio de entrenador, porque en el Mundial, aseguró Potassa que podrían haberle ganado a Escocia si el partido se planteaba de otra manera: “Creo que por tener gente que quizás no estaba capacitada o no creía en sus jugadoras no se logró. Muchas veces no supo darle indicaciones a las chicas de como resolver algún tema que estaba pasando adentro de la cancha. Ahí te das cuenta que por ahí era ir y resguardarse para no comernos una goleada”.

Por último, en diálogo con Gol Inclusivo de Club Octubre, lejos de amedrentarse, concluyó: “Es momento que alcemos la voz y que realmente pidamos lo que tenemos que pedir, porque de la boca para afuera todos queremos un fútbol femenino profesional, más fuerte y jugar con potencias, pero si no empezamos desde ahora las más chicas van a pasar lo mismo que nosotras”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí