De repente, tras tanta franela, el mediocampista Italiano decide postergar su retiro para sacarse el gustito de jugar en La Bombonera antes de colgar las botas definitivamente. El “Tano” será el decimosegundo jugador europeo en utilizar la “Azul y Oro”, y el 4to. De su nacionalidad, aunque es el primero en hacerlo recalando en nuestro fútbol directamente desde la Serie A.

“No podía retirarme sin jugar en Boca” dijo quien supo ser campeón del mundo en 2006 con su Selección a la prensa de su país. El Presidente del club, le dio libre albedrío a Nicolás Burdisso para que se haga cargo de las negociaciones con su excompañero y, a la larga y por cansancio, el volante aceptó. El jugador de 36 años y más de 600 partidos con el club de la Capital, deberá adaptarse a un fútbol más lento y de mucho roce, donde no lo respetarán por su trayectoria y estará siempre bajo la lupa.

“Yo no lo pedí, hice mi análisis del jugador, de la acumulación de jugadores en ese sector y de la presencia de muchos chicos que están haciendo las cosas bien” dijo el entrenador hace unos días. Pero esto parece más una frase de alguien quien perdió la esperanza de tener al mando a un campeón del Mundo, que de alguien que realmente prefiere quedarse con lo que tiene sabiendo que Nández y Capaldo se irían, lo cual lo dejaría a Boca sin un jugador de características similares.

Sólo restan detalles, los cuales se arreglarán una reunión prevista para el próximo viernes donde ambas partes intentarán ponerse de acuerdo. Del lado de Boca, se habla de un contrato de 500.000 dólares por ocho meses. Por parte Daniele De Rossi, buscarán que ese contrato se reduzca a seis. Aunque si la el jugador le dio el “Si” al mánager Xeneize, es muy difícil que se caiga. Pero con la suerte que vienen acarreando a lo largo de éste mercado, nunca se sabe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí