El punto positivo de Boca en este mercado de pases es que aún no se fue ningún jugador porque las incorporaciones de Alexis McAllister y Jan Hurtado no alcanzan a satisfacer al entrenador Gustavo Alfaro, pero esto también podría caerse en mil pedazos porque el Cagliari oficializó la ida de Nicolo Barella al Inter de Italia y quiere reemplazarlo con Nahitan Nández.

El conjunto italiano había ofrecido en el último mercado de pases 15 millones de dólares por el 70 por ciento de su pase, oferta que fue rechazada inmediatamente por Boca que le mejoró el contrato al uruguayo con una suba en su salario y fijó su cláusula en 30 millones para frenar su partida en el arranque del 2019. Sin embargo, los medios italianos aseguran que utilizarán la plata fresca que ingrese del traspaso de su volante central para iniciar nuevamente las tratativas.

Barella llegó al Neroazzurro en calidad de préstamo hasta final de la temporada a cambio de 12 millones de euros, pero el Inter tiene una obligación de compra estimada en 25 palos que junto al bonus que se plantearon entre ambas instituciones podría elevarse sideralmente esa cifra a los 45 millones de la misma moneda.

La próxima semana podría llegar el primer ofrecimiento desde Cerdeña a las oficinas de La Bombonera por el jugador que se encuentra de vacaciones tras disputar la Copa América con Uruguay y se debería incorporar con el plantel ya en Buenos Aires. A pesar que el Presidente Daniel Angelici le dijo a Alfaro que no se iría ningún jugador hasta el 1 de agosto, el día después que termine la serie de vuelta de octavos de final ante Atlético Paranaense por la Copa Libertadores, ese dicho se empieza a diluir con las posible partidas de Cristian Pavón, Darío Benedetto y ahora Nández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí