La Selección argentina regresó al país con un sabor amargo encima, a pesar de llegar con la medalla de tercer puesto colgada en su cuello. Los fallos arbitrales, tanto humanos como tecnológicos, dejaron en el plantel una sensación de calentura que dejaron con las ganas de que ese tercer lugar pueda llegar a ser mejor.

Paulo Dyala respaldó a Lionel Messi, quien fue el líder de las críticas al VAR en los últimos dos partidos de la Selección: “Nosotros apoyamos a Messi. ¿Cómo no vamos a estar con él? ¿Cómo no se va a calentar? Si más ves la imagen, peor es. Es el que recibe los empujones. No era para que tome la decisión que hizo. Es dudoso como los penales que no nos cobraron. Fue muy raro el partido contra Brasil, las patadas contra Chile, te dejan con la sensación de que hiciste todo bien y te lo sacan. Este equipo merecía mas que un tercer puesto”, calificó.

“Nosotros apoyamos a Messi”

Además, agregó la situación que vivió con la patada de Dani Alves a Sergio Agüero: “Lo vi de muy cerca. Cuando pasaron las jugadas dije ‘ya está, tanto la primera como la segunda lo va a ver y va a cobrar penal’. Fue muy alevosa. Te daba la sensación de que a lo mejor se le pasó en el momento y la cámara va a ayudar. Pasaron los minutos y no cobró nada. Fue raro. Todos los árbitros en todos los partidos vieron las jugadas dudosas y esta no la fue a ver. En la final cobra penal una jugada de hombro con hombro y cuando le ponen el codo en el cuello a Nico (Otamendi), ni siquiera la fueron a ver”.

De esa jugada, que luego terminó en el segundo gol de Brasil, comparó una situación en San Pablo por el tercer puesto: “Es como el penal contra Chile. Por muy poco, si la pelota que me da el Kun es un poquito mas larga y termina en gol, iba a ser la misma situación que contra Brasil. Fue muy confuso”.

Por otro lado, la Joya reveló detalles de lo que fue la convivencia con Jorge Sampaoli en la Copa del Mundo en Rusia: “Hablé con Sampaoli cuando vino a Torino, como hizo antes del Mundial al hablar con cada uno. Después me llevó al Mundial pero ahí no tuve comunicación con él. Nunca se acercó hablar conmigo y de ahí en más nunca me dirigí con él. Leo habrá tenido su experiencia con él. Antes de ir al Mundial, el día que llegue al predio al ultimo día cuando volvimos al país, no tuve más comunicación con él, nada, cero”.

En diálogo con Fox Sports, Dybala sintetizó que le llamó la atención su manejo con el plantel: “Estás conviviendo adentro de un hotel o en un complejo y compartís mucho tiempo. Que no salude un jugador, que no pregunte cómo estás, es la primera vez que me pasaba. No quise acercarme. Las cosas no empezaron a salir. Tampoco era fácil para él la situación. Imagine que tal vez pudo haber pasado algo conmigo”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí