Por la final de la Copa América, Brasil y Perú se cruzaron en el estadio Maracaná de la sede de Río de Janeiro. En semifinales, el combinado de Tité eliminó a Argentina, mientras que el conjunto de Ricardo Gareca hizo lo propio con Chile.

Fue un primer tiempo con pocas ocasiones de gol, pero con la efectividad al máximo. En los primeros minutos, Brasil marcó su gol desde un centro proveniente de la banda derecha hecho por Gabriel Jesús para que en el segundo palo aparezca sin marca Everton y patee la pelota contra la valla de Pedro Gallese.

Tras este tanto, Perú creció en su juego y, en una gran jugada colectiva en la derecha, produjo un penal por una mano de Thiago Silva. El árbitro chileno Roberto Tobar no dudó en cobrar, pero, por precaución, lo confirmó por el VAR. Paolo Guerrero se hizo cargo del disparo y decretó el empate a poco del final de a primera etapa.

Igualmente, esos pocos minutos que le sobraron a la etapa fueron aprovechados por Brasil para irse al descanso con la ventaja a su favor. Arthur condujo en la mitad de campo, juntó marcas y le sirvió el gol a Gabriel Jesús, quien solo tuvo que colocar la pelota al palo derecho del arco rival.

En el complemento Brasil estuvo más cerca de ampliar el marcador que Perú de empatar. Muchas ocasiones de gol azotaron a Gallese, pero la expulsión por doble amonestación a Gabriel Jesús. A partir de esta incidencia, el conjunto de Gareca se animó más que el rival con más jugadas de gol.

Más se acercó el final y las ocasiones no pudieron ser catapultadas en gol, ya que la desesperación reinó en el combinado peruano. Esto fue aprovechado por Brasil y, cuando llegaron, ligaron un polémico penal de Carlos Zambrano sobre Everton para que Richarlison ponga el 3 a 1 final con el que el conjunto brasilero levante la Copa América por novena ocasión en su historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí