Lionel Messi explotó ayer tras ser expulsado por el árbitro Mario Díaz de Vivar por supuestamente “confrontar con el adversario, en un incidente cuando el balón ya no estaba en juego, propinando un fuerte golpe con el hombro al adversario” en un choque con Gary Medel. Más allá que el golpe nunca existió, el 10 iba a ser sancionado con al menos un partido, pero todo cambió radicalmente con sus declaraciones después del encuentro y ahora se somete a una sanción que puede llegar a los dos años sin competencia con la Selección.

“Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción y de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa”, había declarado Messi tras la premiación de Argentina en el tercer puesto que ganó frente a Chile y asumió que la Copa América “está armada para Brasil” y “no hay dudas que será campeón”, a pesar que debe jugar la final hoy ante Perú.

Estos dichos complican la situación del rosarino por el articulo 7 del reglamento disciplinario de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), que deja claro en sus incisos B, D y F que las declaraciones del 10 son pasibles de sanción. En ellos establece que tendrá una suspensión de:

  • Comportarse de manera ofensiva, insultante o realizar manifestaciones difamatorias de cualquier índole;
  • Insultar de cualquier manera y por cualquier medio a la CONMEBOL, sus autoridades, oficiales, etc;
  • Comportarse de manera tal que el fútbol como deporte en general y la CONMEBOL en particular, pudieran verse desacreditados como consecuencia de ese comportamiento.

Todos estos apartados fueron incumplidos por el mejor jugador del mundo que habló de la mala utilización de la tecnología en esta Copa América y había asegurado explicitamente que “Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permiten que la gente disfrute del show”.

Sin embargo, la Asociación del Fútbol Argentino tomará cartas en el asunto y evalúa elevar una carta a la CONMEBOL para disminuir la sanción de Messi porque no debió irse expulsado y la organización de la Copa América del año próximo entre la Argentina y Colombia podría ser clave para determinar la sanción porque sería difícil de asumir un torneo sin el 10 dentro de la cancha, después del poco público que se hizo presente en esta última Copa América.

Hay pocas cosas ciertas, pero se sabe que Messi se perderá como mínimo el arranque de las Eliminatorias y su sanción se hará pública con el correr de los días, pero la AFA será clave en el papel que juegue para achicar la sanción que pudiera caberle al jugador del Barcelona. Sin embargo, la relación con la CONMEBOL ya quedó malherida por la clara omisión de dos penales frente a Brasil en las semifinales y la mala expulsión del crack frente a Chile. Dadas estas irregularidades, el ente argentino pedirá la remoción de Wilson Seneme, titular de la Comisión de Árbitros del ente sudamericano.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí