Luego de la victoria de Brasil ante Argentina, Chile y Perú definieron el segundo finalista de la Copa América. Los Trasandinos buscaban alcanzar su tercera final consecutiva, mientras que los Incas intentaban hacer historia.

A comparación de lo que fue el clásico de ayer, el encuentro comenzaba vibrante en las dos áreas, donde ambos tenían como premisa atacar al rival. El primero en avisar fueron los dirigidos por Ricardo Gareca, que a los 2 minutos avisaba con Christian Cueva, tras asistencia de Paolo Guerrero. Por su parte los de Reinaldo Rueda contestaban a los 7 a través de Charles Aránguiz, pero ambos fallaban en la definición.

Más allá de un comienzo que tenía a los dos con el protagonismo, Perú con el correr del primer tiempo fue más riesgoso cada vez que tuvo la pelota. A los 19, tras el centro desde la derecha de Cueva, Paolo Guerrero la peinaba en el punto penal para que aparezca por el segundo palo Edison Flores que convertía el 1 a 0. Sin conformarse, acorraló en su campo a La Roja que no le encontró la vuelta para lastimar a Pedro Gallese.

Si bien tuvo alguna insinuación, que no fue muy riesgosa, Chile sufrió la eficacia de los Incas. A los 37 minutos, luego de una salida apresurada de Gabriel Arias hacia el córner derecho, André Carrillo mandó el centro para que en el borde del área Yoshimar Yotún, con una volea marque el 2 a 0 para irse con tranquilidad al descanso.

Para el complemento los Trasandinos salían con más determinación, en búsqueda de lograr el descuento y meterse en partido. Teniendo un juego más similar al que venían haciendo en la Copa América, a los 5 minutos Eduardo Vargas acariciaba el descuento pero el palo se lo negaba. Mientras que a los 22, Gallese le ahogaba el grito a Jean Beausejour.

A pesar de tener el dominio en el segundo tiempo, a la Roja le costó poderle entrarle a la sólida defensa Inca, que contragolpe buscaba sentenciar la historia con anticipación. Cuando lo encontró, se chocó con un firme arquero que a los 30, en un mano a mano, le ganaba en el duelo personal a Vargas.

Sabiendo aguantar la ventaja obtenida en la primera parte a través de Pedro Gallese, Perú consiguió el triunfo por 3 a 0, ya que en tiempo cumplido Paolo Guerrero le puso el moño a la goleada, a pesar que desde el punto penal Eduardo Vargas pudo haber descontado, para hacer historia ya que lo metió en una nueva final de la Copa América, la última lo logró en 1975 en el que salió campeón como en el ’39, donde el domingo enfrentará a Brasil en el Maracaná. Por su parte Chile se medirá ante Argentina por el tercer puesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí