Todo chico que arranca en las Inferiores de un club sueña con poder a llegar a Primera División y representar a su Selección. Justamente es la ilusión que tiene Lyu Sunhao, que con apenas 15 años arribó a River con el deseos de ser el primer chino en poder debutar.

A un mes de su llegada a Buenos Aires, donde se instaló en la pensión, Puka, como lo apodaron sus compañeros de la categoría 2004, en diálogo con el medio China Xinhua Español, avisó: “Mi sueño es jugar acá, ser el chino que puede jugar en Sudamérica y luego volver y jugar para la Selección”.

Siendo un volante central, que también lo puede hacer como zaguero, en River aguardan unos trámites migratorios para poder debutar oficialmente en el campeonato juvenil tras firmar contrato por un año. Su entrenador, Jorge Godillo, destacó su inteligencia por lo que sostuvo: “Uno lo ve en los entrenamientos y capta bien las indicaciones más allá del idioma”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí