Israel Escalante tiene 20 años, vive en la pensión de Boca y en el Superclásico ante River, le marcó dos goles -aunque luego el Millonario ganó por penales- y se refirió a este encuentro y el juego que mostró: “Por un lado estoy muy contento y por el otro muy triste por la derrota. Duele porque es el clásico rival y los clásicos se ganan. Sí estoy muy feliz por el grupo que tenemos, nunca vi tanto compañerismo y huevo. Estoy muy agradecido por cómo jugamos”.

Consultado por la importancia de ese partido en su carrera, comentó: “Sin dudas fue el más importante de mi carrera. Nunca le había hecho goles a River”, y agregó sobre sus goles que, por más que es zurdo, hizo uno con cada pie: “Tengo muchos goles con la derecha, pero soy zurdo. Practiqué un montón con la pierna inhábil y mejoré un montón. Antes no hacía goles con la derecha, no la usaba, la tenía sólo de apoyo. Pero ahora le pego con las dos”.

En diálogo con Olé, se refirió al contacto que ya tuvo con Primera División: “Me he entrenado mucho con ellos. Estuve semanas enteras trabajando con la Primera, ni siquiera iba a la Reserva. Así que los muchachos ya me conocen y Alfaro, también”, y comentó que espera que el entrenador haya visto los goles que le hizo a River: “Para mí sería muy lindo que los haya visto, algo muy bueno y positivo. Nunca pude hablar con él, sí lo vi en la práctica y cuando nos cruzábamos, nada más”.

Sobre su sueño próximo, Escalante aseguró: “Quiero llegar a Primera, es mi sueño desde chico. Quiero jugar en la Primera de Boca porque soy fanático igual que toda mi familia. Tengo que seguir por este camino, con mucha humildad y el trabajo que vengo haciendo. Ojalá que este año me llamen, sería un sueño”.

Por otro lado, contó que ya estuvo con figuras como Tevez y Benedetto: “Me trataron bárbaro, te dan todo, te ayudan. Pude charlar un poco con ellos, me alentaban, si erraba un pase me decían ‘dale, no pasa nada’ y que siguiera, no te retan ni nada”, y agregó sobre Pavón: “Lo copio bastante. Cuando voy a la Bombonera me gusta verlo, es increíble la manera en la que busca los espacios”.

Por último, el joven aseguró que justamente Pavón es su ídolo: “Pude entrenarme con él, me senté al lado en el vestuario, no lo podía creer. Es una persona bárbara, pudimos hablar un poco, me preguntaba si me volvía para Resistencia cuando tenía vacaciones y esas cosas. Tiene una potencia bárbara, buena pegada y una velocidad increíble. Es un gran jugador y lo voy a bancar siempre”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí