De cara al segundo semestre del año, que tiene la Copa Libertadores como principal objetivo, Boca lleva a cabo una nueva pretemporada a la espera de refuerzos. Más allá de contar con Alexis Mac Allister, Gustavo Alfaro aguarda con tranquilidad la llegadas de más jugadores.

Una de las novelas que afrontó Nicolás Burdisso fue la de Eduardo Salvio, que para alegría del Xeneize llegó a buen puerto, ya que el Director Deportivo pudo convencer al surgido de Lanús de regresar al país, cuando él y su mujer se expresaban negados al retorno, y será el segundo refuerzo para el entrenador que empieza a tener sus deseos.

Acordado su traspaso a préstamo por un año, el Toto viajará este martes a Portugal para buscar sus pertenencias en el Benfica y resolver algunas cuestiones personales antes de ser presentado de manera oficial. El propio Gustavo Alfaro lo espera con los brazos abiertos y aguarda que regrese antes del domingo al país para que viaje junto al plantel a la pretemporada en los Estados Unidos. En caso de no hacer a tiempo, podría viajar directamente desde Europa y sumarse a sus nuevos compañeros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí