Uno de los campeones del mundo con la Selección Argentina en México 1986 como Jorge Valdano dijo en la columna que realiza semanalmente para el diario El País de España que Lionel Messi no encuentra “su lugar en la Selección” y analizó los ciclos en lo que estuvo el mejor jugador del mundo que incluyeron a nueve entrenadores en 14 años, en vísperas al partido de mañana ante Catar por Copa América con la necesidad de ganar en la Albiceleste para no quedarse afuera en primera ronda.

El hombre de 63 años aún no puede creer que Leo no sepa cual es su lugar en este equipo: “Suena increible que, 132 partidos después, Messi siga sin encontrar su lugar en la selección. Primero se lo negaron los jugadores veteranos, que no vieron al genio que asomaba y lo trataron como a un buen jugador cualquiera. Después no se lo dio la hinchada, que lo veía como un extranjero disfrazado de argentino y lo resistió seriamente cuando la selección cayó en la Copa América celebrada en Argentina en el 2011”.

En este tren, aseguró que tampoco hubo una cuota de suerte en las finales que se perdieron en el Mundial de Brasil y dos por Copa América: “La suerte, que es amiga de la confianza, tampoco ayudó en aquellas finales perdidas que Leo afrontó con una presión excesiva”. A continuación, fue concluyente con la exigencia que se le carga al 10 en cada encuentro: “Llevo mucho tiempo viendo los partidos con un ojo puesto en un equipo sin funcionamiento y otro en Messi como posible salvador de la patria. Cuando Argentina pierde, pierdo dos veces”.

Además, expresó que se debe dejar de lado de forma parcial “el complejo de superioridad futbolístico que siempre tuvimos los argentinos” el cual “nos hace creer que, pasando de un campeonato a otro, los problemas se van a resolver porque somos Argentina y porque tenemos a Leo”. Después de haber ganado por última vez un trofeo en la Mayor como fue la Copa América 1993, declaró: “Tras 25 años sin ganar algo importante, se nos está terminando la fe”.

Además, declaró que hay “graves conflictos de fondo en la Selección” que van “desde la crisis de formación hasta la venta de los jóvenes talentos antes de alcanzar la madurez”. Concluyendo, respaldó a César Luis Menotti, Director de Selecciones Nacionales, en el cargo, pero expresó que se debe dejar de lado el resultadismo excesivo para imponer un proyecto: “Sigo creyendo que el invencible amor al juego nos ayudará a encontrar una salida. Pero hace falta una idea, paciencia para sostenerla y personas creíbles que la representen. Para decirlo con nombres propios, hoy sería más importante un Menotti que un Maradona”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí