Escuchanos en ¡VIVO!


Apuesta todo a la vuelta

Atlético de Tucumán, en un partido escaso de fútbol, perdió 1-0 ante Junior de Barranquilla en el choque de ida por la tercera fase de la Copa Libertadores.

Por Enzo Beron

Atlético Tucumán, que esta vez -tras las adversidades que enfrentó en Ecuador- viajó 48 hs antes a Colombia, abrió la serie ante Junior de Barranquilla, que por problemas con su estadio tuvo que hacer de local en Cartagena, correspondiente a la fase 3 de la Copa Libertadores. El triunfador en esta etapa será dueño de un lugar dentro de los grupos del certamen.

 

Los primeros 15’ del encuentro, el conjunto tucumano plasmó una idea diferente en el campo. Con personalidad y creatividad, los de Lavallén tomaron la iniciativa a base de juego colectivo y con Barbona y Gonzales muy activos. La llegada más clara la tuvieron a través de una jugada ensayada previamente. Llegados los 20’ minutos, Junior se metió más en el partido y todo se equilibró, así el partido entró en una especie de tire y afloje en la mitad de la cancha. Los colombianos decidieron tomar la iniciativa, mientras que nuestros compatriotas, con una impronta propia, esperaba el error detrás de la mitad de la cancha para salir de contraataque, formula que funcionó (por momentos). El local no era punzante en los últimos metros y aún así tenía la pelota, pero la visita fue la que más cerca, o con la intención, del gol estuvo. Los minutos finales marcaron una tendencia para Junior y el arco defendido por el Laucha Luchetti, que tuvo intervenciones claves, fue visitada en varias ocasiones ya que su equipo dejó la faceta ofensiva de lado y se concentró en terminar, por lo menos, la primer etapa en cero.

 

El complemento comenzó con una rápida llegada, a los 20”, de Zampedri y una respuesta del local 2’ minutos después; fue un pseudo arranque vertiginoso. Lo de medirse quedó atrás y los dos equipos demostraron intenciones de animarse un poco más. Ya adaptados, Junior tomó nuevamente las riendas y el Decano volvió a su posición de espera de errores. A los 55’, en los pies del 10, Leandro Gonzales con un remate desde afuera del área que pego en el palo, llegó la situación más clara de lo que iba del partido. Atlético, a pesar de nunca bajar los brazos, comenzó a sentir el desgaste y los dirigidos por Gamero parecían estar más completos, tenían la pelota pero no generaban demasiadas molestias a los defensores. Recién a los 65’ los colombianos pudieron ser más claros y forzar a una revolcada del arquero, que resolvió en dos tiempos. Cuando el encuentro parecía caer en un pozo depresivo, tras el gol de los de Barranquilla, todo tomó más color. Atlético busco respuestas inmediatamente, con intenciones claras en los pies de su goleador, y los rivales encontraron más espacios, el partido de esta manera se tornó más vistoso. Entrando a los últimos 10’ de juego, ya todo era de los de Lavallén, que intentaba ir por ese gol que lo deje bien parado para la vuelta en Tucumán, pero todo terminó con gracias al Laucha por no permitir que la ventaja se amplíe a favor de Junior.

 

A los 70’, en una muy buena jugada colectiva de los locales, Edison Aponzá recibe un centro desde la parte derecha del ataque de Junior y casi en soledad lo conecta con la punta del botín derecho y vence a Luchetti.

 

La victoria concretada por los colombianos dejan al Decano en una situación complicada, ya que no pudieron conseguir al menos ese gol de visitante que tanto vale en este certamen. Lo cierto es que no es con el primer inconveniente que se topan los argentinos, ahora la cabeza tendrá que estar puesta en el encuentro de vuelta para poder seguir haciendo historia. Dicho cotejo se llevará a cabo el próximo jueves en Tucumán a las 19.15 y allí se sabrá quién se quedará con la plaza para disputar la fase de grupos.

 

El gol:

 

 

 

2017-02-16
FUTBOL
DEPORTES